martes, 9 de junio de 2015

Esto es nobleza

Por algún lugar recuerda Julien Benda a un joven capitán que, en su lecho de muerte, susurró a sus enfermeras: "Señoras, me gustaría morir con las manos limpias".

1 comentario:

  1. Sí señor. Me ha hecho pensar en los que van a ser fusilados y se descalzan momentos antes.

    ResponderEliminar

Haremos de carne humana la estatua de Robespierre

El 7 de noviembre de 1901 se estrenó en el Teatro de la Zarzuela El Bateo , de Chueca. Uno de sus personajes es Wamba, vecino de Lavapi...