sábado, 3 de septiembre de 2016

Artilleros, albéitares y maestros de escuela

Asegura don Marcelino Menéndez Pelayo que "los artilleros, los albéitares y los maestros de escuela" han sido siempre en España los grandes puntales del espiritismo. Si él lo asegura, yo me lo creo. Y si alguna duda pudiera tener al respecto, la deriva de la neolengua pedagógica me ha acabado de convencer. Ayer por la tarde un sufrido profesor de instituto me comentaba que la directora del su centro había acabado su discurso de bienvenida con estas palabras: "Habrá sesiones de neurotraning para que os resulte más fácil la parte emocional". Como don Marcelino no habla nunca por hablar, sostiene su tesis con este libro dictado por los espíritus a Domingo de Miquel, José Amigo "y otros maestros de Lérida":


"En otra parte que no fuera España -dice don Marcelino-, tal libro hubiera llevado a sus autores derechamente a un manicomio, juzgándolos con mucha benignidad. Pero nuestro Consejo de Instrucción Pública lo juzgó sapientísimamente de otra manera y los dejó continuar en la enseñanza, trasladándolos a otra escuela, sin duda para que pudiesen extender el radio de sus conquistas." Lo más curioso de esta joya es que las fuentes de los autores no son espíritus cualquiera, sino de la más alta alcurnia, como Lúculo, Fenelón, San Luis Gonzaga, San Pablo, Moisés, Santo Tomás de Aquino y hasta la Virgen María.

"¡Pobres pedagogos que soñaron ser regeneradores del mundo! -concluye nuestro polígrafo- ¡Cuánto mejor les estaría perfeccionarse en la letra cursiva! ¡Qué semillero de Hermógenes han sido aquí las dichosas escuelas normales!".

11 comentarios:

  1. La verdad es que es pá asustarse lo del neurotranning ese. Yo preferiría no hacerlo, como decía aquel, y que me lleven al manicomio. Y sí, lo de la neolengua no es cosa de hoy: en el primer volumen de los Heterodoxos , don Marcelino, para poner en antecedentes, hace un repaso de los principales nombres del gnosticismo antiguo y sus doctrinas. Ya mí me da jerga de emanaciones, pneumas, principios, etc. me suena también a jerga pedagógica. Nihil novum sub sole sophistico. Pero claro, no te obligaban a hacerte gnóstico. Pero me temo que el neurotraining es obligatorio. Yo voy ahora a ver lo que es, la verdad.

    ResponderEliminar
  2. Perdonad mi desconocimiento.

    ¿Por qué don Marcelino Menéndez Pelayo compara los pedagogos a Herménides?

    José

    ResponderEliminar
  3. podriamos añadir a los barberos...

    ResponderEliminar
  4. No descarten ustedes que el neurotraining pueda ser algo útil. O no. Habria que ver en concreto en que consiste.
    Però mas allà del contenido que desconozco y al que otorgo el beneficio de la duda, creo que estamos ante un monstruo mas creado por el marketing, nombres que aparenten mucho, porque seguro que eso de " en mi escuela tenemos apoyo de neurotraining" llana la boca a base de bien. Si tienes necesidad de vender y preguntas a un experto en marketing te dira : "tienes que diferenciarte de la competencia. Eso a la hora de la verdad sirve para crear toda clase de formas con poco contenido. No es ni siquiera sed de novedad porque hay poc de nuevo, es mas bien aparentar.
    Vivimos un tiempo rococo ?

    ResponderEliminar
  5. Darse un paseo por una de esas páginas de innovación educativa refleja a la perfección esa neolengua de experiencias de aire anglosajón. Y a ver quién dice que no.

    ResponderEliminar
  6. ¿Alguien ha visto esta noticia?

    Liga con el artículo de don Luri de forma preocupante.

    http://www.elperiodico.com/es/noticias/educacion/las-escuelas-pueden-reclamar-profesores-con-perfil-innovador-vuelta-cole-2016-2017-5358227

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La he visto y me refuerza en mi posición: a mis hijos le insisto para que den a sus hijos cuantos más conocimientos mejor. Especialmente ahora. Habrá que suplir en casa lo que no haga la escuela.

      Eliminar
    2. Me acaba de llamar un profesor para contarme que en su centro la innovación s ela carga la dirección a los interinos. Yo podría dar más de un nombre.

      Eliminar
    3. Gracias doctor Gregorio Luri por su generosidad llevando esta página consuelo de nuestras aflicciones docentes...

      Eliminar