lunes, 22 de septiembre de 2014

Problema filosófico

Una metafísica le dijo a un positivista lógico: "Te quiero".
¿Cómo debería reaccionar el positivista lógico?

(No vale utilizar los pechos de la metafísica como criterio de demarcación)

19 comentarios:

  1. Psitivista: Eso es un pseudoproblema, ¿por qué no follamos y lo describimos con proposiciones protocolares?

    ResponderEliminar
  2. Es evidente que se trata de un pseudoproblema.

    ResponderEliminar
  3. El gato de Schrödinger7:28 p. m., septiembre 22, 2014

    Con indiferencia, hasta que ella esté al borde de la desesperación. Entonces será el momento de recoger la fruta madura.

    La parte filosófica del problema es irrelevante. Es solo para despistar.

    ( Creo que a esto lo llaman "pensamiento lateral")





    ResponderEliminar
  4. En cierta ocasión Carnap y Russell discutieron sobre si podían demostrar la presencia de sus respectivas mujeres, que estaban presentes y no sé lo que pensarían del debate de sus señores maridos. Quizás se lo recordarían después, en la intimidad.

    ResponderEliminar
  5. El positivista haría bien en pedirle a la metafísica una prueba empírica de ese amor..., y después de la sesión de intercambio mutuo de fluidos corporales, preguntarle así como quien no quiere la cosa, "bueno, pero vamos a ver, en realidad, me quieres ¿para qué?".
    Por otro lado, yo creo que el problema de Carnap y Rusell con sus respectivas consortes no era intentar demostrar su existencia (o su presencia), sino más bien cómo hacerlas desparecer. Ésa si que es ontología de la buena, eh, y no los trucos de magia que vemos por ahí.

    ResponderEliminar
  6. "Yo también, pero nuestro amor es imposible".

    ResponderEliminar
  7. "Té no me queda, pero no te preocupes porque convertimos tu deseo en un pseudoproblema y saco ahora mismo unos calimochos trascendentales (por darte gusto) que lo vas a flipar".

    (Ésta es mi propuesta)

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que el positivista contestaría, "no, no quiero trabajar para tí".

    ResponderEliminar
  9. Dependerá del idioma en que se formule la condición y de la intención.

    ResponderEliminar
  10. Recuerden ustedes que para el positivismo lógico el significado de una expresión es exactamente lo que muestra su criterio de verificación.

    ResponderEliminar
  11. http://www.amazon.com/Philosophy-Between-Lines-History-Esoteric/dp/022617509X/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1411245134&sr=8-1&keywords=philosophy+between+the+lines/marginalrevol-20

    ResponderEliminar
  12. Cierto, primero se dice te quiero y luego se verifica que ese te quiero va acompanyado de un ¿me lavas los calzonzillos, o sea trabajas para mi? Y ese es el criterio de verificación...

    ResponderEliminar
  13. No nos quiera hacer usted partícipes de sus complejos. Tiene usted la habilidad muy común de no ver más que el agua que pueda llevar a su molino.

    ResponderEliminar
  14. La metafísica es una obsesa de la Verdad, el positivismo-lógico es un histérico de la Verificabilidad.
    Resultado: los contrarios se atraen ..... pero hasta cuando?
    HdW

    ResponderEliminar
  15. No se lo negaré y aunque no lo parezca luchamos contra ello. Simplemente quería exponer que detrás de muchos te quiero, quizás por culpa de la lengua en que se expresa, existe un cierto runrún de posesión. No creo que se pueda interpretar lo mismo con un I love you.

    Y ya que ha apuntado el agua del molino propio, le recuerdo el texto que ha añadido con referencia a los pechos.

    ResponderEliminar
  16. Plas, plas, plas. Le pongo un 10 con estrellita y flecha para arriba.

    ResponderEliminar