domingo, 8 de junio de 2014

Joyas con las que uno tropieza

Coplillas satíricas sobre el "bonete del cura" las había por toda España desde antiguo. Esta se cantaba, con gran disgusto de la Inquisición, en el México colonial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El daimon de Bruto

"Era la noche muy profunda, su tienda la alumbraba una luz no muy clara y todo el campamento estaba en silencio. Él, envuelto en sus r...