jueves, 3 de octubre de 2013

Siguiendo con la eugenesia

La eugenesia es posiblemente la práctica de ingeniería política de la que más avergonzados nos sentimos en el conjunto de las democracias occidentales, por eso, como suele pasar en política, hemos optado por olvidar que alguna vez la practicamos... con entusiasmo.

3 comentarios:

  1. El gato de Schrödinger1:21 p. m., octubre 03, 2013

    En Suecia, según un informe presentado al gobierno en 1997, la práctica duró hasta 1996.

    Platón propone también una especie de eugenesia en La República, ¿no es cierto?. Tendría que buscar el fragmento.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo que lo de Suecia fue denunciado por una anciana, y durante un tiempo hubo un buen revuelo.

      Eliminar
  2. La eugenesia se está produciendo aquí, ahora y con gran aceptación social (esto último es lo más terrible). De hecho la mayor parte de los medios de comunicación tienden a celebrarla como un gran avance. Y si no, de qué proceso surgen los anunciados bebés libres de determinados condicionantes genéticos. ¿Qué es eso de la "selección embrionaria"?

    ¿Acaso no era eugenésica la ley del aborto de 1985? ¿No es la prueba de la amniocentesis empleada habitualmente como herramienta eugenésica? (http://elpais.com/diario/2008/05/19/sociedad/1211148005_850215.html)

    Nos podemos avergonzar de ciertos modelos eugenésicos, pero los que imperan con más fuerza los asumimos con la naturalidad del pez respecto del agua (http://elcafedeocata.blogspot.com.es/2013/02/en-defensa-de-lo-inutil.html).

    ResponderEliminar