jueves, 17 de octubre de 2019

El Pla nuestrro de cada día

En El Subjetivo

4 comentarios:

  1. “El subconsciente catalán se encuentra en el ambiente castellano y andaluz desplazado y absolutamente forastero”

    lo que genera en el catalán

    “un sentimiento de inferioridad permanente” y le deja “psicológicamente colgado en el aire”.

    Eso es fruto de que, en los tres últimos siglos,

    "España ha hecho un largo esfuerzo por desarraigar al catalán de su autenticidad, de su propia manera de ser”, generando “mucho daño al alma y al espíritu del país”, lo que se ha traducido en “el drama” de que “el catalán de hoy tiene miedo de ser el mismo”; aunque tiene otro más grave: “No puede dejar de ser lo que es”.

    También es Pla (en una colección de notas de los años 50 y 60). Crispando a los unos pero también a los otros. Como hacen a veces los espíritus libres...

    ResponderEliminar
  2. Pla fue toda su vida un nacionalista catalán, de derechas y con los pies en la tierra claro, pero un nacionalista catalán; quiero decir que si el "cleavage" elegido es ese ,era de los unos o de los otros, dependiendo de la perspectiva .Al leer el post de Xavier me he acordado de lo que escribió sobre Joan Fuster por ejemplo.

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, Pla es un fenomenal catalanista, pero un catalanista que nunca hubiera gritado "Visca companys, mori Cambó". Y esto es, a mi modo de ver, lo relevante.

    ResponderEliminar
  4. En un discurso parlamentario, Cambó pidió a Maura, que retirara INMEDIATAMENTE la Ley de jurisdicciones. Maura le dijo que, de acuerdo, siempre y cuando suprimiera el INMEDIATAMENTE, "porque este adverbio no lo aceptará nunca ningún gobierno del mundo".
    Cambó partidarió de la retirada, sometió la cuestión a los diputados de Solidaritat Catalana, que se negaron en redondo.
    Comenta Pla: "La pretensión absurda de la derogación inmediata aseguró la vigencia de la ley in aeternum".
    Leído hoy, a uno le entra un ataque de historia.

    ResponderEliminar

Si es viernes, toca Tocqueville