sábado, 23 de febrero de 2019

Dos tesis de Gehlen

Una: “El Leviatán asume cada vez más los rasgos de una vaca lechera"

y

Dos: "Cuando un Estado se desmorona, los hombres pierden su valor. También esta situación puede llamarse ‘libertad’”


Arnold Gehlen, Moral und Hypermoral. 

18 comentarios:

  1. He terminado este fin de semana su libro "La imaginación conservadora".
    Me parece que es el libro suyo más arriesgado que he leído hasta ahora, no por lo que puedan objetar medianías intelectuales con mucho ego - como Cebrián por ejemplo - sino porque es su libro intelectualmente más comprometido.

    Creo que sí tuviese que señalar esquemáticamente cuál es la clave del libro, el hilo del que poder servirse para discernir el alcance intelectual del mismo, me iría a la página 78: "Hay varias formas de nihilismo pero a grandes rasgos las podemos reducir a dos. La primera es la consecuencia de querer sustituir la prudencia política por la verdad natural,y la segunda, la consecuencia de querer sustituir la prudencia por la ciencia política". El libro es sobre todo una reivindicación de la prudencia política que se fundamenta en una serie de consideraciones históricas y antropológicas; me parece que esas consideraciones son en algún caso muy acertadas, pero también en otros casos me parecen vagas o muy discutibles.
    Acogiéndome a su tolerancia y con brevedad porque de esto ya hemos disputado aquí, creo que usted intenta reconciliar una concepción antropológica , digamos clásica,muy valiosa porque contiene verdades que cierta doxa moderna ha orillado de manera perversa ,con una tradición política nacida tras la revolución francesa que no sólo ha estado informada por pretensiones tan "científicas" como sus adversarios, sino que se ha comprometido con políticas ruinosas no menos que sus oponentes: el Cánovas que jugaba en las Cortes a ser un Donoso - "utopía filosófica del crimen" llamó a la AIT con los cuerpos de los "comunards" calientes todavía- fue quien envió a Valeriano Weyler a Cuba...
    "El animal político no cabe en las ciencias sociales". Cierto, pero ¿ por qué?; sobre todo porque parece que asuntos humanos decisivos sí caben , al menos en parte. Por poner un ejemplo que usted menciona ,en la actitud ante el déficit público ¿qué es lo prudente?.¿El santo temor al déficit?. ¿ O escuchamos a Keynes?. No es solo cuestión de las "causas finales". A mí me enseñaron que la dicotomía naturaleza-cultura no es tal,que las fuentes de impredecibilidad en los asuntos humanos no nos autorizan a desestimar la búsqueda de regularidades en los mismos, que la existencia de estas regularidades permiten generalizaciones que pueden ser muy ajustadas, que el conocimiento negativo no es lo mismo que la negación del conocimiento. Hay que responder, en la medida en que se pueda responder, a esta cuestión difícil con seriedad: la razón por ejemplo por la que tengo en más estima a Alasdair Macintyre que a Oakeshott es que el primero se tomó la molestia de intentar responder con circunspección a la cuestión de los límites del conocimiento en los asuntos humanos . He elegido a Macintyre porque es quizá la mejor demostración de como un crítico muy agudo del emotivismo moderno tiene poco que ver con la derecha moderna, por lo menos con la derecha de la entrevista de Milton Friedman a Playboy... "El león y el unicornio " de Orwell es ciertamente una defensa de la "common decency" del pueblo británico, pero también una defensa del socialismo tal como se entendía en los años cuarenta de siglo pasado.... No me ha convencido usted de que un "conservador" - antropológicamente hablando- deba ser políticamente "conservador". Si el liberalismo no es pecado, entonces el socialismo tampoco. A no ser que incurramos en la "Reductio ad Stalinum"...


    ResponderEliminar
  2. Por cierto dos cosas más.

    Me ha sorprendido la ausencia en sus referencias a Gonzalo Fernández de la Mora, todo un neoconservador. Su visión del 98 es muy semejante a la suya y tiene un libro :"El hombre en desazón" que si todavía no lo ha leído , va a gustarle mucho. (Aunque yo creo que hubiese debido titularlo "El individuo en desazón").

    Sobre Gehlen: Tiene una frase redonda que le gusta citar mucho a Peter Berger : " La libertad surge de la alienación y viceversa" . A G.Lukács , por cierto,también le gustaba Gehlen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No sabe cómo le agradezco estas palabras! Para eso estamos, para ponernos objeciones. De joven descubrí que yo no sé pensar más que hablando y/o escribiendo. Pero vamos por partes:
      (1) Fernández de la Mora está presente en el libro, por ejemplo, cuando apunto que lo que después será conocido como "democracia orgánica" tiene precedentes muy variados. Si no lo he citado explícitamente a él y a otros muchos ha sido por no sobrecargas aún más el texto con nombres y citas.
      (2) Si tuviera tiempo, ganas e inteligencia, a "La imaginación conservadora" le sucedería una "Razón conservadora" y a ésta, una "Política conservadora". Sólo así se completaría el proyecto.
      (3) Hay varias batallas que no he querido dar. Por ejemplo la de la diferencia entre el animal político y el ciudadano. Creo que usted comprenderá las razones.
      (4) Si dijera que no me importa tener razón, estaría mintiendo. ¡Claro que me importa! He escrito el libro convencido de que tenía cosas que decir, pero también cosas que mostrar. Lo principal que quería mostrar es la posibilidad de producir un chisporroteo intelectual dialogando con nuestra tradición. ¿Sabe la cantidad de jóvenes -jóvenes para mi edad- que me escriben pidiéndome información sobre autores que recojo en el libro y que son para ellos completos desconocidos?
      (5) El error de Cánovas con Cuba no es mayor que el de los atenienses con Sicilia. Hay una línea que podríamos iniciar con Castelar y que sigue con Cánovas, Dato, Maura ... y llega hasta Calvo Sotelo que nos muestra muy bien algo que, a mi modo de ver, es objeto de reflexión para Aristóteles.
      (6) Alasdair Macintyre y Oakeshott.
      (7) Hoy Fernando de los Ríos resulta claramente conservador.
      (8) Por último: las broncas que he tenido con algunos periodistas de izquierda durante las entrevistas me pusieron claramente de manifiesto que, sin tener ni la más mínima pretensión de molestar, algunos se sentían muy molestos por mi desfachatez defendiendo el conservadurismo. Eso significa que, como ya preveía, estamos en lo que podríamos llamar el momento polémico de un debate. Creo, honestamente, que he hecho lo que correspondía hacer en el momento actual. Hoy me han comunicado de la editorial que lanzan la segunda edición.
      De nuevo, gracias.

      Eliminar
  3. Enhorabuena por la segunda edición. Y gracias a usted por su amabilidad y su tolerancia.

    ResponderEliminar
  4. La parte más brillante del libro es cómo defiende la actitud conservadora como la verdadera lealtad al presente,vaciado por la nostalgia de los reaccionarios y el futurocentrismo novolatrico de los revolucionarios.Es una verdad antropologica que no se vive humanamente sin orientar la acción presente por la guía prudente de una prolepsis,y ésta no es posible sin anamnesis.Me parece que la escatologia izquierdista mesianica de un horizonte final resolutivo de todas las contradicciones,en una Humanidad emergente perfecta y con plena autoconsciencia es más bien un sombreado filosofico del cspitalismo postfordista, funcional a la circulación acelerada de las mercancias en la sociedad del espectáculo.

    Pero que convenga insistir en verdades antropologicas orilladas no implica olvidar a su vez que las tenemos que abordar en un horizonte especificamente moderno,con una legitimidad propia irreductible al clasicismo.Aunque haya que ser moderadamente moderno,y negar sustancialidad absoluta a nuestra época, ya que no sólo somos modernos,lo cierto es que también lo somos. Lo mismo que Aristoteles no podía resolver el problema de Pappus,tampoco podía saber nada de Economia Politica.Los distintos programas de ciencias humanas,con mayor o menor éxito son nuestro horizonte,y es un dato inexcusable que hay descubrimientos constitutivos,que ni son descripciones puras, aletheia,ni normas esquematicas arbitrarias,nomoi,ficciones puras inventadas como obras de arte.O son las dos cosas a la vez,como en la logica cuantica de superposicion de estados.Son configuraciones que van arrojando en su proceso de construcción resultados que se nos imponen como no construidos por nosotros, son descripciones que devienen a partir de normas, y que una vez obtenidas,han de servir como reglas de acción cuya ignorancia sería precisamente lo imprudente.Alguien dijo una vez que había que ser liberal en politica y derechos,conservador en cultura y socialista en economía, las tres igrandes ideologías modernas,trabajando de consuno y no estorbandose como opciones mutuamente excluyentes,el liberalismo radicalizado reflexivamente en el derecho laboral y la tradición echando el freno al tren desbocado que marcha hacia el abismo del consumo acelerado de recursos materiales y energeticos para alimentar los caprichos narcisistas de individuos desarraigados, sentimentales y flotantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro está escrito para que su parte más brillante sea distinta para distintas personas. Sobre la relevancia de las ciencias humanas para la comprensión de las “anthropina pragmata”, reafirmo mi fidelidad estraussiana.

      Eliminar
    2. Desde luego no queria decir que fuese la parte más brillante sino que me lo parecia.Mi diagnóstico no pretende objetividad en el sentido de ser un argumento para obligar al interlocutor a cesar toda controversia,que sigue y sigue.Como la cuestión de si el ethos filosofico,incluso el nietzscheano,se justifica por naturaleza o como mandamiento de la ley.No le importuno más,saludos.

      Eliminar
    3. Puede usted importunarme todo lo que desee. Acabo de leer esto de Sidney Hook: “Uno no puede ser ortodoxo a cualquier precio y amante de la verdad al mismo tiempo.”

      Eliminar
    4. Al parecer soy de efecto retardado,espero que el retraso no menoscabe la estética.Me habia quedado cierta incomodidad por lo de los lectores diferenciados por su selección de lo brillante,de súbito identifiqué su origen,una conferencia de Claudia Hilb, consignada en la revista Anacronismo e Irrupción,número cuatro,2014,con el título "De las
      personas del verbo filosófico, sobre la sutil corrupción del lector de Stauss".

      También me gustaria explorar dos lineas genealogicas antagonicas de la Filosofia Moderna:a) la que desde Avicena pasa a Duns Scoto y Ockham,y cruzando el nexo decisivo de Suárez, impregna Descartes,Leibniz,Wolff,Kant y de ahi a todo el idealismo aleman.Esta corriente cristaliza en el subjetivismo,el formalismo,y la devaluacion ontológica de lo actual por lo posible, por el ente en general como pura posibilidad inteligible,no contradictoria,que se basta per se-en su calidad de ensueño de la voluntad subjetiva de la dominacion técnica- para ser creada o producida por la potentia absoluta Dei.La Idea queda reducida a su ser objetivo o contenido mental inmanente,sin ser ya signo de la cosa en sí exterior,tal como es en el mundo,sino solo de la modificacion del entendimiento mismo por su actividad de formalizacion conceptual.El entendimiento ya no se dirige natural e intencionalmente ordenado hacia la verdad como.su materia propia,que lo satisface y satura de ser en el que reposar, sino que vuelve verdadero lo imaginado por el mero hecho de concebirlo(verdad como coherencia)
      Igualmente la voluntad anticipa lo deseado como contenido suyo,ya no esta naturalmente ordenada al Bien como su término de reposo sino que vuelve bueno lo que desea de facto.La autoridad,no la verdad hace la Ley,y su vis obligandi se funda en su poder,infinito respecto a los súbditos privados particulares,que impone positivamente el mandato.Efectivamente tidobesto puede quedar embridado por la critica staussiana,pero en absoluto ocurre lo mismo con una línea alternativa antagonica:

      b)la linea de Spinoza,prototipo de filosofía t tanto materialista como moderna.Solo puedo esquematizar:la resolucion de conflictos en la gradación analógica de saberes teóricos (con la prevalencia del Cuadrivium sobre el Trivium) y entre las Facultades Prácticas o Superiores(con la prevalencia de Medicina sobre Teología) desembocó en un materialismo trascendental de los cuerpos, organizados en nucleos institucionales de recurrente consolidacion fractal, extendiéndose en el tiempo y espacio en un proceso de ensayo y error y acumulación creciente de una coordinacion diapolitica de muchas naciones en un Programa Comun,regulado por el Ideal de la Cosmopolis,de un Imperio cuyo fracaso y limites por la inconmensurabilidad del Genero Humano Historico, como totaludad cerrada,clausurada y terminada,a partir de cualesquiera unidades de medida institucionales concretas que se ensayen,de ese resultado digo sale un sistema filosofico que niega el gnosticismo idealista moderno por un concepto de Realidad en general hecho de cortaduras incancelables e insuturables entre partes múltiples tan codeterminadas como mutuamente irreducibles.No hay pues Arje totalizador de lo Real, en comunion directa con la Autoconciencia mentalista y espiritual humana(dualismo materia corporea con acto entitativo o forma mínima propia,yuxtaponible a una forma espiritual pura igualmente real)Asi puede estaurarse la grandeza de la prudencia clasica,remediando y embridando la hybris en la salud de lis limites,pero a la altura de problemas inauditos para los griegos, los conflictos entre Imperios planetarios camino de la Humanidad de los nueve mil millones,densidad demográfica descomunal que hay que seguir sosteniendo con una economía monetaria conpleja e integrada.

      Eliminar
    5. Alguna vez he defendido que la didáctica de la filosofía consiste en acercarse a Platón con los recursos de los sofistas. Esta actitud, obviamente, tiene mucho de estraussiana. Para Strauss, en definitiva, la filosofía política de exotérica es la filosofía esotérica vista bajo la virtud de la caridad (aunque él no lo diría exactamente así). Ante un texto de filosofía política, lo primero que hay que preguntarse es cuál es el peso relativo de la teoría y de la caridad.

      Eliminar
    6. Entiendo su secuencia de mito inmediato,tomado como evidente y natural,critica teorica, impia e imprudente,del mito,y despues el aprendizaje de otro mito,construido ad hoc por la teoria para proteger a los pobres hombres de tener que mirar cara a cara a la muerte y a su pasion inútil de trascender el monstruo caotico de energía indiferente a la felicidad humana,que es la realidad en persona,salvaje,sin mediacion interpretativa humana.

      Bien la filosofía ha de ser cifrada porque sus verdades heroicas solo las aguanta una minoria,y la filosofía politica persigue proteger, por piedad hacia los hombres, a la polis de la verdad salvaje,y al tiempo al filosofo de la represalia legutima de la polis.Y está el otro peligro contrapuesto,que la filosofia politica,de puro exito degrade a la filosofia esotérica a algo asi como un cesaropapismo intelectual,reducida a apéndice vulgar de la Administracion Civil,como un Ministerio japonés de la Felicidad contra el Aburrimiento.
      Bien,no se concibe otras vias de exigencia de desencriptar la filosofia, pero a mi me parece que politeias que tienen que organizar la vida de cientos de millones de individuos,con el problema,mas politico que tecnico de la energia y los recursos,y la necesidad de coordinar millones en economias integradas con moneda estable,o un mercado global de trabajo con flujos nigratorios constantes,no pueden plantearse la integridad de la cobertura por la politeia de la vida humana en los mismos parametros de una Atenas que se recorria a pie en una tarde y.tenia la misma población que Gijon.Quero decir que tanto las exigencias de la piedad exotérica (hay que dar de comer a muchos)como de la desvergüenza inmoderada esotérica (con las nuevas cienciad y su ampliacion hiperrealista del mundo,¿la filosofia solo ha de ocuparse de la viril aceptacion de la muerte personal,no hay otros asuntos de interes?¿de verdad Spinoza no aporta nada mejor que Platon en lo esoterico ni en lo exoterico?¿No podrian exigir nuestras condiciones materiales de vida actual el descifrado filosofico por cumplir asi mejor los objetivos antes buscados por la separacion entre piedad y rigor teorico,o incluso porque los objetivos mismos se han ampliado o cambiado?
      Una cosa más, no se trata de que pueda haber vida humana sin cobertura en una politeia,sino que no hay que restringir los parametros de una politeia por motivos espurios de egoismo particularista inercial enmascarados en constricciones trascendentales antropologicas,como si los programas de nuevos Estados federales posnacionales equivaliesen a regresar a la vida pitecantropa,por no ajustarse a una politeia empírica que se quiere preservar inalterada por motivos no declarados ni piadosos ni teoricos justificados.

      Eliminar
  5. Enrique, haces muy bien en no caer en las celadas estraussianas que nos tiende don Gregorio. Y me parece que es por la misma razón.

    Hay un horizonte clásico, aquí Strauss es insuperable, por ejemplo en lo que dice sobre la diferencia entre hombre y ciudadano en la Política de Aristóteles (La ciudad y el Hombre). Ahí nos quiere llevar el anfitrión.

    Pero también hay un horizonte moderno. Y ambos son reciprocamente irreducibles. Hay algo que los antiguos sabían sobre el mejor régimen político y la felicidad humana que los modernos soslayan ,cierto , pero lo moderno no es mero extravío. El Hierón de Jenofonte resulta de total actualidad , pero cuando en la Edad Media entre las características de la tiranía se menciona el quebranto de moneda, y esto pasa a la Escuela de Salamanca y de ahí a las modernas disputas sobre la inflación estamos en un mundo diferente, al menos en cuestiones que son importantísimas para la vida humana incluidos los filósofos. Cuando tienen relevancia, por precaria que sea, las llamadas ciencias humanas remiten a tecnologías, a instituciones, que en muchas sociedades humanas no han existido. A don Gregorio le parecen prótesis, para nosotros reorganizan la vida humana de manera profunda, son realmente "trascendentales", precisamente porque aseguran y/o comprometen la recurrencia de los seres humanos "realmente existentes".

    En el punto 7 me parece que don Gregorio me concede algo fundamental. Si lo que no fue "conservador" se puede convertir en "conservador" con el tiempo entonces caracterizar lo que es "conservador" en un momento dado requiere una discusión particular. Y se me ocurre que si los principios que informan ese criterio también pueden cambiar, entonces...

    Strauss estaba encantado con la Esparta laborista que se encontró en Israel.

    Por cierto Capitan Swing va a traducir este año el libro de Corey Robin sobre "La mente reaccionaria". Veremos si hay comparaciones entre el zorro Luri y el erizo Robin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1) Strauss es muy consciente de que está filosofando después de Nietzsche y Heidegger.
      2) Un estraussiano del siglo XXI sabe que se encuentra en un terreno que ya ha sido transitado por Rorty, Foucault, Derrida...
      3) Si algo no pretende Strauss es retornar a Esparta o a Atenas. Y desde luego, a Jerusalén sabe que no puede volver.
      4) y, sin embargo... sigue siendo judío, aunque como filósofo, etc.
      5) Si las cosas humanas son noéticamente heterogéneas, es porque el acceso a las mismas ha de partir de la auto comprensión del hombre: de lo que el hombre dice de sí mismo. Por eso, sea cual sea el desarrollo de la ciencia (incluyendo la humana) , Sócrates sigue siendo nuestro contemporáneo.
      6) por eso toda situación política tiene en común otra cualquiera situación política el ser una situación política.
      7) seguimos sin saber qué nos depara el futuro porque ninguna ciencia ni ninguna tecnología es capaz de crear ex nihilo las condiciones del presente. Tenemos, eso sí, expertos. Pero Davos ni es sino el Delfos moderno.
      8) La incertidumbre es inhabitable.
      9) ergo...
      10) la auto comprensión sana del hombre sólo puede ser política, no científica.

      Eliminar
  6. ¡Por Dios!, lo de que Sócrates es nuestro contemporáneo, seguro. ¿Por quién me toma?

    Pero no me ha convencido usted de que un "conservador" según sus criterios y antropológicamente hablando ,deba ser políticamente "conservador" en el sentido de vincularse necesariamente a las derechas históricas realmente existentes. Me parece que esto sólo encaja con criterios"ad hoc".


    Ahora sí que undécimo mandamiento : "No molestar".Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que ya ha quedado claro. Pero permítanme insistir: para mí, ser conservador, hoy, es defender la naturaleza política del hombre, afirmar el animal político. Todo lo demás, me parece secundario.

      Eliminar
  7. Hay una errata en mi cita de.Claudia Hilb,la revista con la conferencia es el número SEIS,volumen cuatro,año 2014,Anacronismo e Irrupción. Mis disculpas.

    ResponderEliminar
  8. Algunos vamos más despacito con el libro, pero también hemos encontrado ya algo brillante. Señor Luri, qué magnífica metáfora la del árbol perenne y qué buena guía para la escuela.
    Le escribo, además, en referencia a los mejores consejeros, para, si no la vio cuando estuvo por Salamanca, volver y leerla en la misma iglesia de la Virgen de la Escuela.
    http://www.salamancaentresierras.com/2013/11/los-que-dan-consejos-los-vivos.html
    M.L.S.E.

    ResponderEliminar
  9. "Un estraussiano del siglo XXI sabe que se encuentra en un terreno que ya ha sido transitado por Rorty, Foucault, Derrida..."

    Sí, y casi le dan ganas de ponerse a defender lo que queda de la modernidad y "Las luces", de cómo lo han dejado...

    ResponderEliminar

De Valera a Balmes

Día de sol generoso, potente, hiriente, incluso, que arranca blancos de las paredes encaladas que han permanecido durmiendo hasta ahora. Y c...