miércoles, 7 de octubre de 2009

El sexo de la escuela

La OCDE acaba de anticipar las principales conclusiones de un estudio sobre las diferencias de los estudiantes según su sexo que me parece que no tienen desperdicio. Las podemos resumir en los siguientes puntos:
1. En la educación primaria las chicas muestran una clara ventaja sobre los chicos en lectura.
2. Las diferencias entre los sexos no se reducen a medida que avanza la escolaridad, sino que se incrementan. En secundaria continúa el adelanto de las chicas en lectura pero aparecen diferencias claras a favor de los chicos en algunas áreas de ciencias y en matemáticas.
3. Estas nuevas diferencias condicionan la elección de los estudios universitarios. Las chicas se orientan mayoritariamente hacia la sanidad y los chicos hacia la informática.

Pero lo más sorprendente se encuentra en las conclusiones finales:
1. "Tomando todas las observaciones y análisis conjuntamente, parece que las diferencias de género se incrementan a medida que los estudiantes van madurando".
2. Desde el año 2000, cuando se comenzaron a recoger datos sobre esta cuestión, las diferencias, lejos de reducirse, se han ido ampliando.

17 comentarios:

  1. Siendo verdad esto (aunque sea verdad), me parece totalmente secundario. Preocuparse por estas cosas, o sea acerca de los resultados según género, me parece un resabio platónico de los que queriendo controlar todo (llevando a la perefcción la ideología del día: en este caso la de género, tan rentable), al final no solucionan nada. Máxime cuando, aceptando esa diferenciación genérica (en los dos sentidos) de los resultados académicos, no veo yo cuál habría de ser la salida. ¿Segregación según sexo? ¿Compensaciones? No sé... Yo no le veo salida. la educación se convierte cada vez más en una lucha contra el todo (contra el mundo, si Vd. quiere, aunque no he leído su libro). Y lo peor no es la violencia ni las conductas disruptivas, que a lo mejor son puntas de iceberg dramáticas, pero brotes al fin y al cabo. No lo sé. Evidentemente desdramatizar un fracaso como la violencia en la escuela, de dondequiera que venga, yo no lo voy a hacer (para eso tenemos a Fedez. Enguita, Feito et al.) En fin , a lo que voy. Lo peor, para mí, es la absoluta desmotivación y desprecio por el saber y el esfuerzo que me voy encontrando en los alumnos de Bachillerato de un tiempo a esta parte. ¿Tiene algo que ver la tecnología con todo esto? En el sentido de la sustitución de la letra por la imagen (y los textos en el ordenador son un texto que se parece sospechosamente a una imagen, de la que hay que ir saltando hacia otra nueva), Y una sospecha: quizás se aspiró demasiado con la idea de la instrucción universal y el igualitarismo que habrúa de propiciarse, en los fines, cuando los medios fueran adecuados. más o menos frívolamente podemos pensar que la educación y la cultura no tienen por qué hacer felices o ser deseables por todos. Quizçás Platón era más realista de lo que pensamos (de lo que pienso yo según lo poco que sé) y su utopía no fuera m´s que la traslación de un referéndum posible entre la población.

    ResponderEliminar
  2. Si las chicas fuesen al escuelo y los chicos continuasen en la escuela, todo mejoraría.

    El problema de la elección de carrera no tendría ninguna importancia si no se diese otra consecuencia perversa, los trabajos 'de chicas' suelen estar más mal pagados y cuando una profesión se feminiza, todavía parece que se desprestigie.

    Incluso en temas menos universitarios, siempre ha habido (y sigue habiendo) una diferencia de sueldo notable entre un mal electricista y una buena costurera, o entre una buena señora de la limpieza y un mal albañil.

    La solución no está en igualar el acceso o presionar a las chicas para que sean ingenieras o bien opten a puestos directivos que quizá no desean muchas veces, sinó en un debate moral que me temo que no ha llegado ni llegará.

    Sé de casos en los cuales la madre feminista presiona a la niña que quería ser enfermera o maestra para que sea cirujana o catedrática, así es el mundo, Facundo.

    ResponderEliminar
  3. "Las diferencias entre los sexos no se reducen a medida que avanza la escolaridad, sino que se incrementan."

    ¡Pero no ven que les crecen las tetas!
    Con frecuencia las perogrulladas necesitan un estudio "serio" para ser tomadas por ciertas. Qué manía con que las diferencias entre hombres y mujeres sólo son físicas.

    ResponderEliminar
  4. Pues ya puestos, diré una cosa más: Si solamente se contabilizasen los resultados de las chicas, el nivel educativo de España estaría a la altura del de Finlandia.

    ResponderEliminar
  5. Es que, don Gregorio, nadie está -ni siquiera los hombres- a la altura de la senda de la razón.

    ResponderEliminar
  6. No tengo el estudio, y me pregunto, como miden las diferencias? En medias? Medianas? Es relevante porque parece ser que los chicos tienen una dispersión de aptitudes mayor que las chicas, especialmente en ciencias. A lo bestia: el mas tonto y el mas listo tienden a ser chicos. Si la escuela desfavorece el rendimiento de sus mejores estudiantes, la media de los chicos bajará; si la escuela "ayuda" a los peores, la media subirá.

    ResponderEliminar
  7. rA: Lo que puedo decirte es este informe está elaborado a partir de los datos del informe PISA. Los matices son muy ricos, porque por ejemplo en ciencias las chicas son mejores a la hora de manejar datos científicos, pero los chicos parecen más capaces de resolver problemas.
    Todos estos datos hay que ponerlos -prudentemente- en relación con los estudios neurológicos que parecen apuntar hacia las diferencias entre el aprendizaje del cerebro masculino y del femenino.
    Dicho esto quiero resaltar que un profesor no tiene en su clase una media estadística, sino personas concretas.

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, desde que he puesto este apunte, Gogle no para de remitirme desorientados que andan buscando cosas como "sexo en la escuela".

    ResponderEliminar
  9. ¿Y por qué lo buscan en google y no en los baños de las escuelas?

    ResponderEliminar
  10. Vaya sorpresa! Para esto hace falta hacer estudios! Hace ya mucho tiempo que sabemos que las mujeres son superiores a los hombres, aunque muchos disimulamos lo mejor que podemos. Hay que aceptarlo con serenidad y deportividad.

    ResponderEliminar
  11. Con eso de que tienes visitas buscando "sexo en la escuela" a ver si uno de los que entra es Polanski.

    ResponderEliminar
  12. no me parece que las cosas vayan por ahí señor enric... lo que sabemos desde hace años es que el sistema educativo está excesivamente "feminizado" (hay que llamar a las cosas por su nombre)y por eso, más algunas otras razones, el fracaso escolar es masculino

    ResponderEliminar
  13. Curioso estudio. Hace tiempo leí (en El País, seguramente) que el sentido de la responsabilidad se desarrolla con anterioridad en las mujeres que en los hombres por esas biologías del parto y la supervivencia de la especie. Sabemos, por otro lado, que el sistema educativo no exige tanta inteligencia como responsabilidad, trabajo y sentido del deber (un chaval con síndrome de Down, Pablo Pineda, se ha licenciado recientemente). El silogismo sale solo. No hay que olvidar, además, que un joven tiene durante muchos años de su vida un orden de prioridades lejos de la responsabilidad y el deber muy diferente al de las chavalas, por lo general (para seguir con el método estadístico), ya que son mucho más conscientes de la importancia que tendrá su rendimiento escolar en el futuro laboral. Parece entonces que se trata de una cuestión de tiempos de madurez, no capacidades. Pero, me hago varias preguntas: ¿Qué es eso de que en primaria las mujeres aventajan al hombre en lectura? ¿Con qué parámetros se calcula esto? ¿Por qué, entonces, las mujeres nunca han sido buenas escritoras? ¿Será porque escribir una obra no es otra cosa que resolver con brillantez un problema racional? Es una pena la difusión de estos estudios, porque suelen servir sólo para expandir bulos, sostener tópicos e invitar a la confusión. En cuanto la repercursión social de esas actitudes responsables y de niña buena, esas "mejores virtudes" de la mujer, por desgracia, ayudan a que las jóvenes contribuyan al sistema con el cumplimiento metódico e incondicional de lo que se pide, una actitud de conformismo que deriva en el empeoramiento de las condiciones salariales en ámbitos feminizados y, por ende, de las condiciones de vida. Yo no he currado en ningún sitio donde me pagaran más que a mis homólogas.

    Ya siguiendo el hilo de los comentarios, siento el poco respeto con que voy a decir esto, pero no sabes razonar, Julia. Y, desgraciadamente, tengo que añadir en contra de tus suposiciones que el oficio periodístico se ha desprestigiado bastante desde su feminización, porque, como dice el estudio de PISA, parece que la mujer no es tan capaz de resolver problemas como el hombre (hablo con reglas generalizadas, sí, pero es que, si no, no se puede hablar). Un artículo periodístico es un problema que resolver.

    Por último, sin salir de este ámbito profesional y citando más estudios, parece que las mujeres tienen peores capacidades comunicativas (en soportes auditivos, porque está visto que en los audiovisuales se compensa de sobra con un descarado calientapollismo) en cuanto que su tono de voz pone en funcionamiento más partes del cerebro, lo que conlleva el agotamiento mucho antes de lo normal (unos 45 minutos) de la capacidad de atención. Esto es dañino para las cifras de audiencias de las que viven los medios, dado que se reduce el número de impactos por anuncio y por campaña, así como su efectividad. ¿Habría que afirmar, tomando como ciertas las conclusiones del estudio que cito (siento no poder aportar fuentes), que las mujeres no son tan aptas para puestos radiofónicos o televisivos como un hombre? Y, para concluir, ¿será lo bastante maduro y racional el movimiento feminista para aceptar estas diferencias biológicas como determinantes de la aptitud para un puesto de trabajo u otro, pensando en términos empresariales?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Claro que no sé razonar, como no soy un hombre. Por cierto, en muchos casos, la carrera que suele sacar alguien con síndrome de Down o problemas de aprendizaje es... magisterio.

    ResponderEliminar
  15. Como siempre ocurre en tiempos de crisis se agudiza el ingenio, y el ser humano se hace mas creativo porque hay que sobrevivir, en tiempos de bienestar nos acomodamos, el ocio fluye y el ingenio y la creatividad desaparecen. Con el hombre y la mujer pasa un poco lo mismo, el hombre rey de la sociedad en la mayoría de las culturas, estaba muy bien asentado, pero empieza la liberación de la mujer y su incorporación en el mundo laboral y muchos se descolocan y siguen descolocados. La mujer tiene razones para querer salir adelante, algunos hombres creen que ya lo tienen todo y deberían reflexionar, no los niños,sino la sociedad. Ah!! y la mujer estudia carreras relacionadas con la sanidad porque en el fondo subyace esta necesidad de cuidar y proteger y si somos realistas veremos que estos puestos no están demasiado bien remunerados y queramos o no en las parejas el sueldo de la mujer suele ser un segundo sueldo.
    Muchos de ustedes son docentes ayuden a recolocar a los hombres en esta sociedad!!!!

    ResponderEliminar
  16. ¿¿¿La "liberación de la mujer"???
    ¿De sí misma?
    ¿Estaba 'presa'?
    ¿Cuándo ocurrió?
    ¿Como es que yo no participé?

    ResponderEliminar

Tarde de domingo

Yo, que me jacto y ufano de no ver televisión, me he pasado la tarde de este triste domingo como un pasmarote, viendo, capítulo tras capítul...