jueves, 29 de octubre de 2015

Pero la realidad supera a la ficción

"En el aula 116 B (...) se está llevando a cabo una "micro revolución" gracias a la llamada "metodología disruptiva". En ese aula, las mesas están colocadas "con las patas hacia arriba", el conocimiento "no es unidireccional" y los temarios "se amplían con la suma del conocimiento de todos los presentes". Uno de los estudiantes dice no querer "reproducir un sistema" que siempre ha odiado".

Más AQUÍ

5 comentarios:

  1. Espero que los alumnos también estén también patas arriba. Y no digamos la profesora....

    ResponderEliminar
  2. Desopilante.

    Y no me diga, querido Luri, que no le gustaría acercarse por allí un día de éstos, con el tomo de las obras completas de Platón en las manos, y plantarse, retador y sin abrir la boca, en mitad de la clase, a ver qué pasa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me gustaría: Una clase sobre la estética de Plotino: ¿Si la belleza es el resultado de una harmonía, por qué los colores simples son bellos? O, lo que es lo mismo, si el aprendizaje es fruto del caos, ¿por qué dos y dos son cuatro? ¿Y si no hay no bueno ni malo, por qué hay delante y detrás? Etc.

      Eliminar
  3. Con tanta "horizontalidad" y ausencia de jerarquías en administración deben titubear cada fin de mes a la hora de saber a quién deben abonar la nómina. De hecho el "modelo wikipedia" no paga a nadie. ¿Darán ese paso en la "disrupción"?

    ResponderEliminar
  4. Ha ha (let's laugh), pena dan... con su happening de baratillo...

    ResponderEliminar