domingo, 11 de octubre de 2015

Parece mentira, pero...

... saltar a la pata coja no mejora la lectura.

 En un gran blog, Si tú supieras...

8 comentarios:

  1. El subtítulo del blog ya es en su mismo una rara avis: "Un espacio para compartir prácticas educativas basadas en la evidencia científica". Gracias a Dios aún hay educadores ambiciosos.

    ResponderEliminar
  2. Y toda la obsesión actual con la psicomotricidad, ¿tiene que ver con estas teorías? Me canso de oír a maestros señalando que los problemas de lectura en los niños tiene que ver con una deficiente psicomotricidad y que luego recomiendan, como tratamiento las muy costosas sesiones de optometría conductual

    ResponderEliminar
  3. Buena parte de los problemas d lectura de los niños se deben a que no entienden lo que leen por falta de vocabulario. Para comprender un texto hay que entender al menos el 80% de sus palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gregorio, gracias por difundir el post. Efectivamente, las dificultades en lectura no tienen su origen en problemas visuales. Sin embargo, tanto se empeñan algunos en vendernos lo contrario que incluso la Academia Americana de Pediatría se vió empujada a desmentir este supuesto en 2011. Y no era la primera vez que lo hacía. Si os interesa el artículo, podéis encontrarlo aquí:

      http://pediatrics.aappublications.org/content/127/3/e818.abstract?sid=9e5f3668-e989-42cc-8147-3b0666d42f5f

      Eliminar
    2. Marta, tienes toda mi admiración. ¡Lo que estás haciendo tú es tan urgente! Dentro de unos días participo en Madrid en un acto público de cierta relevancia y pienso -con tu permiso- defender tu luminosa idea de "la lista de la vergüenza": https://situsupierass.wordpress.com/2015/09/21/que-no-sabemos-los-maestros-sobre-la-ensenanza-de-la-lectura/
      Por cierto, un honor tenerte por aquí.

      Eliminar
    3. El honor es mío. Y, por supuesto, tienes mi total aprobación para divulgar esta sugerencia de cómo mejorar la educación actual.

      Eliminar
  4. Muchísimas gracias por la recomendación, don Gregorio. Qué falta hace una "pedagogía" basada en datos contrastables y no en prejuicios.

    Athini Glaucopis

    ResponderEliminar