miércoles, 19 de agosto de 2015

Para acabar con Sísifo

  • Unos nacionalistas que me hacen rechinar los dientes son los de los Quaderns de l'exili, que dirige aquel Joan Sales que fue del Bloc y ahora es católico, separatista y defensor de la necesidad de un ejército catalán. Al cabo de un tiempo se vuelven a Cataluña y hacen de monserratinos (...). Sales ha hecho más por el país con sus ediciones barcelonesas que con esta revista abracadabrante y con su novela de boy-scout teológico.
  • Dos frases de Franco en su discurso de final de año: Llevo treinta años ocupando la nave del Estado y esta otra, maravillosa: Echaron sobre mis hombros las responsabilidades superiores a mi edad y a mi empleo. Eso del empleo podría hacer creer que él mismo se escribe sus discursos. Una cosa así no se inventa.
  • Los drogas... veo en clase a muchos que prometían y ahora flotan. La prensa se hace eco de las tonterías de un cabrón de Harvard, el Dr. leary, que predica el consumo de LSD y organiza seminarios "para la emancipación del espíritu" (...). Y los obreros, que ven como sus hijos comienzan a drogarse, si pudieran apalizarían a los "señoritos de universidad".
  • En una peña de estudiantes: "Mierda, la Bandera Roja se va al PSUC. Se ha acabado follar gratis." El púdico PSUC no permitirá que para atraer adherentes se organicen "orgías de proselitismo revolucionario".
  • Solchenitzin dice que la dictadura soviética es peor que la española. Los intelectuales se escandalizan y un tal Juan Benet, que se cree un genio sólo por mirarse en el espejo, sentencia que habría que meter al ruso en un campo. La verdad es que Pinochet, Amin Dada, Castro, Brejnev, Ceausescu, Mao o Duvalier son peores que Franco. Ya que no sabemos sacarnos a Franco de encima, queremos que nuestra palma de martirio sea la más grande. Y nos ofendemos cuando nos enseñan otras más sangrantes.
  • Me duele una frase de Maurín en el apéndice, excelente, que ha puesto a la reedición en Ruedo Ibérico de su último libro, el de 1935. Es esta: En el momento en que la disyuntiva quedó planteada, a partir de junio de 1937, entre Partido Comunista al servicio de Moscú, o los militares reaccionarios, pero españoles, el desenlace de la guerra civil estaba predestinado.
  • Largas conversaciones con Pallach. Coincidimos en que octubre del 34 fue una tontería por parte de los republicanos.
  • Vuelvo a leer a Ehrenburg (...). Me pasa lo mismo que con Aragon, Céline, Pound, Alberti, Pla, Dalí, Bergamín: veo un buitre volando y no me puedo fijar en la belleza de su vuelo recordando cómo se alimenta.
  • Pancartas en las manifestaciones del Este (...). Esta maravillosa en Moscú: "Proletarios de todo el mundo, perdonadnos".
Victor Alba, Sísifo y su tiempo.

2 comentarios:

  1. La lucidez se paga cara, aún recuerdo cuando gente que yo creía progre y sincera me aseguraba que Víctor Alba era de la CIA. Claro que algunos dogmáticos de las consignas estaban convencidos, o eso quiero creer. Nadie importante ha rectificado, que yo sepa.

    ResponderEliminar
  2. Al POUM no se le ha perdonado uno d los mayores pecados que se pueden cometer en política: tener razón demasiado pronto.
    No hace tanto que gente muy importante del PCE justificaba el golpe contra el POUM alegando que a Marín en la cárcel no le pasó nada. Ese nada fueron 10 años, a pesar de no tener lo que se llamaba entonces "delitos de sangre".

    ResponderEliminar