martes, 11 de agosto de 2015

Ferragosto

Cy Twombly, Ferragosto IV, 1961

3 comentarios:

  1. Cy Twombly luchó sin descanso para que no le ocurriera como a Pollock: que sus obras se utilizaran como fondo de una sesión fotográfica de moda para Life, acontecimiento del que nunca se recuperó.
    Evitar la condición decorativa que pudiera convertirse su obra siempre abstracta, evitar que pudiera confundirse con papel de pared, o motivo textil.
    En esta concretamente sale airoso: calurosa explosión de vida, rabiosa, apasionada, extrema.

    ResponderEliminar
  2. Belart, ¡cómo me gusta leer eso! Esta misma tarde discutía con una amiga a propósito de Cy Twombly. Ella me decía que no lo entendía y yo intentaba hacerle ver, creo que sin éxito, su prodigioso sentido de la composición. Tienes razón, en la deriva del arte contemporáneo hacia las artes decorativas, el amigo Twombly queda como un indomable, el último mociona.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Narciso demócrata o el esnobismo inverso

Leo en el prefacio del Narciso de Rousseau: "Dans un Etat bien constitué, tous les citoyens sont si bien égaux, que nul ne peut êtr...