lunes, 26 de enero de 2015

Cuando se despertaron

La deuda seguía ahí.

Por cierto: Juan Ramón Rallo recuerda que en 2012 Grecia se benefició de una quita del 73% de su deuda en manos de acreedores privados.

Lo que yo no acabo de saber es si los griegos han votado a favor de Grecia o en contra de Europa.


16 comentarios:

  1. Monterroso le pedirìa derechos de autor por plagio, o casi. De todos modos no acabaran de despertar del todo, ya les diran lo que tienen que hacer y que no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es extraño que los pueblos vayan cantando al precipicio. El problema es que después necesitan echar la culpa a alguien de que los ha empujado.

      Eliminar
  2. Enlazo una breve historia de Grecia desde su independencia que leí hace algún tiempo. El autor defiende que Grecia fue un país que se concibió ya como dependiente, y que repite la misma historia: pide dinero a espuertas, y cuando tiene que sufrir las consecuencias (pagar), se cabrea y se declara en bancarrota o impone quitas brutales. La primera vez, en 1893 (sí, a finales del XIX, no he cambiado las cifras). También es curioso cómo ya andaban más o menos por ahí Venizelos (abuelo) y otros apellidos que tienden a la repetición: Papandreu, Caramanlis...

    http://historiasdehispania.blogspot.com.es/2011/12/hellas-1.html
    http://historiasdehispania.blogspot.com.es/2011/12/hellas-2.html
    http://historiasdehispania.blogspot.com.es/2011/12/hellas-3.html
    http://historiasdehispania.blogspot.com.es/2011/12/hellas-y-4.html

    Tiene un estilo algo particular, aviso.

    ResponderEliminar
  3. Leo que van a pactar con la derecha nacionalista. Ahora algunos necesitaremos una Guía para perplejos para intentar comprender la diferencia entre lo que habíamos oído y leído y la realidad. Más en serio, ese pacto sugiere que la respuesta a su pregunta es: contra Europa, ya que eso es lo que comparten esas dos formaciones aparentemente inmiscibles.
    De cualquier forma, espero con júbilo los cambios en el discurso de nuestros antisistemas domésticos (en su primera y etimológicamente más pura acepción, de domus) para adaptarse a esta nueva situación: hay una derecha que no es casta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos esperan tiempos divertidos... siempre que doña Merkel no se acabe cansando de todos nosotros.

      Eliminar
  4. Leo en Causeur: "Humiliés et en colère, ils cherchent à faire du mal à l’Europe. En anglais, on appelle cette attitude ”cutting off the nose to spite the face” (se couper le nez pour se venger du visage). Ce genre de châtiment procure un plaisir aussi intense que bref. Les regrets, en revanche, peuvent durer plus longtemps."

    ResponderEliminar
  5. ¿Y si ni ellos saben qué han votado, en términos generales? Suspiro por un estudio denso, inteligente e iluminador que se titule: "Las razones del voto". Sería una radiografía sociológica de cualquier sociedad. Luis Carandell hubiera sido un candidato idóneo para escribirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El voto no tiene razones, tiene opiniones. Es pura doxa. Pero añado inmediatamente que no hay políticos sabios.

      Eliminar
    2. De acuerdo, pero convenga en que me chafa el título...

      Eliminar
  6. https://storify.com/SKalyvas/crash-course-in-recent-greek-political-history

    Conviene seguir al mismo señor en twitter. Según él, Syriza ha ocupado el espacio del Pasok, su líder es un Papandreu III y la cosa acabará igual que con los dos anteriores. Mal.

    ResponderEliminar
  7. Parece que en contra de Nueva Democracia, y sin muchas ilusiones, por las conversaciones ayer en Atenas

    ResponderEliminar
  8. El pacto con la casi extrema derecha nacionalista, desgajada de Nueva Democracia, no parece haber cogido a nadie por sorpresa aquí. Otra muestra del escepticismo con el que se ha votado, quizá.
    Aunque seguro que hay muchas opiniones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Sección de Estética: a la vuelta haga lo posible por contarme los detalles de su viaje, porfa.

      Eliminar
  9. El gato de Schrödinger9:46 p. m., enero 26, 2015

    Los partidos políticos griegos parece que pugnan por una oportunidad de ganarse el rechazo popular, y se van turnando para recibir la tomatada. Ahora le toca a Syriza. Cuánto tardarán en convertirse en el partido político más odiado del país, está por verse.

    Por otro lado, ¿cómo es que Draghi, que fue cómplice de la falsificación de las cuentas públicas por parte del gobierno griego durante su estancia en Goldman Sachs, es ahora presidente del BCE?

    ResponderEliminar