jueves, 23 de abril de 2015

Las competencias y la inapetencia

Me reúno con una importante institución que organiza cursos para profesores. Me hablan de sus proyectos y de las cosas que hacen y quieren hacer, pero yo, por incordiar, me intereso por las cosas que no se atreven a hacer. 
- ¿Qué quieres decir? -me preguntan.
- No me refiero a las cosas que no tenéis dinero para hacer, sino a las cosas que veis que no tienen interés para el profesorado.
Las tres personas que tengo delante se miran entre sí.
- ¿Qué cursos, por ejemplo, si los ofreciéráis al profesorado, correríais el riesgo de que sólo vinieran cuatro gatos? ¿Qué temas son de fracaso asegurado?
- Cualquier cosa relacionada con las competencias -me dice uno y los otros dos asienten inmediatamente.

Conclusión: el día que nos atrevamos a escuchar al profesorado, comenzaremos a entender lo que nos pasa y el día que comencemos a entender lo que nos pasa, estaremos en condiciones de mejorar.

2 comentarios:

  1. Los gourmets de la jerga sectopedagogica ys estamis en un nivel superior y diferente: el delos estándares de aorendizaje
    Ahí se juntan al unísono las delicias de la tortura china y rl placer recombinado de Sade, no la cantante sino el filósofo, y Sacher-Masoch, filántropo.

    ResponderEliminar
  2. Nada puede canviar sino se acepta.
    Querer camviar antes de acceptar lleva mucha violencia implicita.

    ResponderEliminar

Dos cosas

La primera, la nueva entrega del Locutori. La segunda, esto de hoy mismo de Fernando Savater en su columna de El País, "Conservador&quo...