domingo, 24 de diciembre de 2017

Polémica en el Pesebre

Mientras estoy en la cocina, liado con una sopa de marisco, oigo a mi mujer y a mi nieto Bruno, que tienen sus más y sus menos a la hora de montar el pesebre.

Todo se ha iniciado con la mayor harmonía, pero las diferencias han comenzado cuando Bruno ha decidido poner una vaca sobre el pesebre y al "caganer" dentro del mismo, entre el buey y la mula. La abuela no ha cedido ni a lo uno ni a lo otro. Lo de la vaca le parecía simplemente físicamente imposible y lo del "caganer", poco teológicamente estético.

Las divergencias se han agudizado cuando Bruno ha querido poner tres -3- niños Jesús y la abuela se ha negado en redondo. Bruno argumentaba que si bien niño Jesús sólo había uno, bien  podía haber ocurrido que hubiera otros recién nacidos en el portal o que incluso María hubiese tenido un parto múltiple. Ante tamaño problema teológico, la abuela ha vuelto a lanzar un no que parecía un anatema.

Al final Bruno ha tenido que conformarse poniendo el resto de las figuras como ha querido... siempre que siguiera las instrucciones de la abuela.

La sopa, muy rica.

3 comentarios:

  1. El cagané és molt freudià. La pela és la pela.

    ResponderEliminar
  2. En cuestiones de estrategia militar (disposición de figuras en el castillo de Herodes; escolta de los Reyes Magos; armamento de los soldados romanos, desde una lanza a una ametralladora si fuera menester) estaría incondicionalmente del lado de Bruno; pero tratándose de la organización doméstica de la Sagrada Familia, sin duda me quedo con los criterios de su abuela, aunque sólo sea porque Navarra es un matriarcado y si de algo sabe una navarra es de organizar bien a la familia.

    ¡Feliz Navidad para todos, empezando por el ballestero!

    ResponderEliminar

Dulces miserias

"Luego viene la vejez, do en el hombre comienzan a hacerse los aparejos de la muerte. Entonces el calor se resfría, las fuerzas lo des...