martes, 17 de enero de 2017

Seguimos en Siltolá. El cabo de Chateaubriand


Hay en el extremo norte de Siltolá un cabo sin nombre que merecería estar reservado a Chateaubriand. Sería suficiente con una humilde cruz de hierro medio herrumbrosa entre las rocas y esta inscripción a sus pies: "Un grand écrivain français a voulu reposer ici pour n'y entendre que le vent et la mer". Eso sí, el lugar ha de ser agreste y poblado de aves de paso, para que el visitante pueda sentarse a leer junto a la cruz: "Homme, la saison de ta migration n'est pas encore venue; attends que le vent de mort se lève, alors tu déploieras ton vol vers ces régions inconnues que ton coeur demande! Levez-vous vite, orages désirés, qui devez emporter René dans les espaces d'une autre vie!"

A mi amiga B., a la que debo respuesta, 
para que sepa que la distancia no es el olvido.

1 comentario:

  1. "ton vol verS ces régions inconnues" (el lapsus es significativo: "ver" significa gusano, de ésos que nos hacen polvo en la tumba).

    La bella tumba de Chateaubriand:

    https://fr.wikipedia.org/wiki/Tombeau_de_Chateaubriand

    ResponderEliminar

Dándole los últimos retoques

Saldrá en septiembre: