martes, 17 de enero de 2017

Seguimos en Siltolá. El cabo de Chateaubriand


Hay en el extremo norte de Siltolá un cabo sin nombre que merecería estar reservado a Chateaubriand. Sería suficiente con una humilde cruz de hierro medio herrumbrosa entre las rocas y esta inscripción a sus pies: "Un grand écrivain français a voulu reposer ici pour n'y entendre que le vent et la mer". Eso sí, el lugar ha de ser agreste y poblado de aves de paso, para que el visitante pueda sentarse a leer junto a la cruz: "Homme, la saison de ta migration n'est pas encore venue; attends que le vent de mort se lève, alors tu déploieras ton vol vers ces régions inconnues que ton coeur demande! Levez-vous vite, orages désirés, qui devez emporter René dans les espaces d'une autre vie!"

A mi amiga B., a la que debo respuesta, 
para que sepa que la distancia no es el olvido.

1 comentario:

  1. "ton vol verS ces régions inconnues" (el lapsus es significativo: "ver" significa gusano, de ésos que nos hacen polvo en la tumba).

    La bella tumba de Chateaubriand:

    https://fr.wikipedia.org/wiki/Tombeau_de_Chateaubriand

    ResponderEliminar

Prometeo teólogo

He estado un par de días en la Facultad de Teología hablando del mito de Prometeo. Creo que nos lo hemos pasado bien, es decir, que hemos p...