miércoles, 29 de junio de 2016

Sorpresas

Esta misma tarde una anciana a la que conocí recientemente, me ha contado que en la Universidad de Moscú fue alumna directa de Luria y de varios discípulos de Vygotsky. Uno se encuentra con la historia donde menos lo espera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y, de repente, ayer

Uno nunca sabe detrás de qué esquina lo espera alguna sorpresa del pasado.  No esperaba encontrarme por internet con Nieves Eguiluz, un...