miércoles, 15 de junio de 2016

La expulsión del artista

Reconozco que tenía alguna duda sobre lo que quería decir Platón cuando propuso la expulsión de los artistas de la ciudad rectamente gobernada, pero esta mañana, visitando la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela, lo he comprendido todo. 

8 comentarios:

  1. Si leyera, Don Goyo, lo que se proponía el arquitecto: construir un edificio que reflejara la condición "nómada" y fracturada -sí, con semejante monstruosidad pétrea- del hombre contemporáneo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿O sea que todo se reduce a un autorretrato?
      Penoso y ruinoso. El interior no tiene sentido y el exterior... pues tampoco.

      Eliminar
  2. La ciudad no estaba rectamente gobernada, es evidente. Pero ¿a quién hay que echar fuera? ¿A los artistas o a los gestores políticos? O incluso a los ciudadanos que aplaudían y votaban gozosamente por tamaña majadería… A los artistas habría que bajarlos del pedestal estatal por su propio bien y por el de los demás, a los políticos cambiarlos antes de que enloquezcan y a los ciudadanos entontecidos, aguantarlos, porque algún día podemos formar parte de ese ejército que no para de crecer. En fin, lamento no poder asistir a su conferencia de hoy. Trabajo obliga. Espero que disfrute de su estancia en tierras gallegas.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que ya alguien le habrá contado lo que semejante autorretrato le ha costado (y le sigue costando) al erario público. Ahora, a toro pasado, todo son críticas, pero durante años y años la "intelectualidad" gallega no dijo ni pío sobre semejante despropósito.

    Athini Glaucopis

    ResponderEliminar
  4. El caso es que transformando la cosa en sí en "Monumento a la falta de racionalidad política", tendría su qué.

    ResponderEliminar
  5. Lo más deprimente, después de tanta estación vacía de AVE, de tanto aeropuerto sin uso, de tanto tranvía ruinoso, de tanta construcción delirante, es imaginar a alguien alzando la voz contra todas estas chifladuras antes de que empezaran a ejecutarse. Muy probablemente habríamos asistido a una versión cañí de "El enemigo del pueblo", de Ibsen.

    ResponderEliminar
  6. Vine aquí al ....10:47 a. m., junio 17, 2016

    Rajoy demuestra cada dia que no importa quien gobierne.
    Gobierna realmente una trama de intereses poco presentables.
    Nadie ha hecho incapie al caracter anti-cientifico de los gobiernos.
    Que pasaria si un avion tuviera un piloto tan incompetente ?
    Si hubiera algo trascendente en juego - como en el caso del avion - nos podriamos permitir tanta incompetencia al mando ?

    Y porque tantos silencios y tanta indulgencia ?
    Sera que no no smiramos al espejo porque tememos lo que veriamos ?

    Ojala la Ciudad de la Cultura fuera lo peor !

    ResponderEliminar