miércoles, 1 de abril de 2015

¡Ojo al dato!

- Pregunta del director de un centro educativo: ¿A ver, para qué le sirve a un niño saber la fecha exacta de la batalla de Warterloo?
- Respuesta de un servidor de ustedes: Para nada.
- Pregunta (con la cara de satisfacción del que se cree vencedor): ¿Y entonces, por qué das tanto la tabarra con el conocimiento de datos?
- Respuesta: Conocer una fecha no sirve para nada, pero conocer cincuenta, sí. Y conocer cien, es utilísimo, porque te permite orientarte en el tiempo.

Nota 1: ¿Puede alguien transmitir curiosidad por el conocimiento si no tiene interés por los datos?

Nota 2: Sólo los desinteresados por los datos enseñan datos aburridos de manera aburrida.

Me voy a Jaén