miércoles, 1 de abril de 2015

¡Ojo al dato!

- Pregunta del director de un centro educativo: ¿A ver, para qué le sirve a un niño saber la fecha exacta de la batalla de Warterloo?
- Respuesta de un servidor de ustedes: Para nada.
- Pregunta (con la cara de satisfacción del que se cree vencedor): ¿Y entonces, por qué das tanto la tabarra con el conocimiento de datos?
- Respuesta: Conocer una fecha no sirve para nada, pero conocer cincuenta, sí. Y conocer cien, es utilísimo, porque te permite orientarte en el tiempo.

Nota 1: ¿Puede alguien transmitir curiosidad por el conocimiento si no tiene interés por los datos?

Nota 2: Sólo los desinteresados por los datos enseñan datos aburridos de manera aburrida.

7 comentarios:

  1. Pensaba que iba a hablar de fútbol, emulando a J.Mª García. Es que ando más perdido, entre sus últimas entradas. Entre el bueno de James Stewart y la progresión sentimental con la palabra de cuatro letras de su consejera masajista, el ineseperado comentario de un patafísico por estos andurriales ....esto debe ser que estamos en la semana santa!
    H. Ambossat

    ResponderEliminar
  2. La felicidad tampoco sirve para nada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si sirve para algo debería ser para no necesitar a nada ni a nadie: la autarquía absoluta. Por eso para ser feliz de verdad verdadera hay que ser o un dios o un imbécil.

      Eliminar
  3. Los datos también son valiosos en Twitter. ¿Cuándo se viene?

    https://twitter.com/Yoriento/status/584418471376777216

    ResponderEliminar
  4. Antes que la fecha hay que conocer que y porqué fué esa batalla, y si eso me resulta interesante, la fecha vendrá por añadidura.
    http://www.idusykalendas.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. - Es que esa batalla fue como fue porque sucedió en 1815.
      - No comprendo por qué hay que oponer la comprensión a los datos.
      - Sin datos no hay comprensión.
      - La memoria a larga distancia es una estructura esencial del conocimiento.
      - El que me resulte interesante o no es irrelevante, porque eso no le resta nada a su importancia histórica.
      - El interés no es el motor del conocimiento, sino que es el conocimiento el motor del interés.

      Eliminar