sábado, 27 de abril de 2013

La felicidad era esto

Helen Levitt

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¿Se puede ser niño y no tener las rodillas despellejadas?

      Eliminar
    2. ¡Imposible!

      A pesar de los arneses, las rodilleras, coderas, refuerzos de goma espuma ... el ser humano en su expresión incipiente encuentra el hueco y la ocasión para hacerse las marcas de guerras propias de cualquier niño ... ¡Claro! Que ahora ya no hay mercromina, sino cristalmina ... ha perdido parte de su encanto.

      Saludos

      Eliminar
  2. Antes no, ahora no sé, creo que no se da esta circunstáncia, en Mc Donald's hay parquet en el suelo.

    ResponderEliminar