martes, 16 de abril de 2013

Historias de Bulgaria: Daniel Tzión

A Daniel Tzión, Gran Rabino de Bulgaria, se le apareció Yeshúa y él lo aceptó como el Mesías. Sin embargo, nunca se convirtió al "cristianismo". Siempre permaneció fiel a la Torá. En 1949 emigró a Israel con la mayor parte de la comunidad judía búlgara. El Tribunal Rabínico lo sometió a examen y le negó su posición rabínica. Un judío ruso le dio un edificio para que tuviera una Sinagoga y en ella estuvo oficiando hasta poco antes de su muerte, ocurrida en 1979. Casi nunca hablaba de Yeshúa abiertamente, pero con frecuencia recordaba las parábolas del Nuevo Testamento y cada Shabat, tras los oficios de la Sinagoga, se reunía en su casa con un grupo de sus feligreses para estudiar los evangelios.

Más sobre este buen hombre: AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Magris, otro de los nuestros

Es evidente que el conocimiento fáctico no basta. No basta con saber dónde está el esófago para ser un buen médico ni dominar la gramática ...