jueves, 30 de julio de 2009

El que avisa no es traidor

Red wine increases women's sexual desire

16 comentarios:

  1. Quizás por esta razón se lee en el Eclesiastés: «Sanitas est animae et corpori sobrius potust», es decir: "Beber vino moderadamente es sano para el cuerpo y para el alma".

    ResponderEliminar
  2. Por dios Luri....y ahora lo descubre?

    ResponderEliminar
  3. Celia... ¡no me diga eso teniendo a Arrebatos, ese enófilo, al lado!

    ResponderEliminar
  4. ¿Y para llegar ahí han tenido que pagar un estudio? Con lo fácil y placentero que hubiera sido invitar a las doctoras a casa y gastar ese dinero en vino...

    ResponderEliminar
  5. ...y en este estudio, se refiere a alguna denominación de origen en especial?


    ¿hay tintos y tintos para estos menesteres?

    ResponderEliminar
  6. Don Cogito: Yo ha había comprobado las propiedades aneróticas del agua de Vichy, muy semejantes a las del alka seltzer, pero en estas cuestiones, yo le recomiendo que se dirija a don Arrebatos, que posee una naturaleza perversa (como fácilmente se deduce de su comentario) y, por tanto, en cuestiones enológicas, muy de fiar..

    ResponderEliminar
  7. Advierto , algunos vinos dan el efecto contrario ...el maldito dolor de cabeza ,la tradicional excusa , aunque claro igual es el contrincante con el que bebes el causante ...simple experiencia :)

    ResponderEliminar
  8. Peggy: Tiene usted en su pode runa información valiosísima. ¡Por favor! ¡Nombres! ¿Qué vinos son esos?
    ¿Se da cuenta de que podemos hundir una bodega?

    ResponderEliminar
  9. Luri
    que no cunda el pánico
    el sexo es lo mejor que hay contra el dolor de cabeza. Así que todo solucionado:

    ResponderEliminar
  10. Ce·lia o la revolución co-pierni-cana

    ResponderEliminar
  11. déjese de revoluciones, que ahora ando ocupada derrumbando mitos feministas.

    ResponderEliminar
  12. Eso es así, vale.
    Científicament s'ha demostrat (J. Barceló).
    Pero ¿es bueno? y, sobre todo, ¿es conveniente que sea así en todas y cada una de las circunstancias? A mí más de una vez me han pillado con el aire distraído. Y, en esos caso, ponerse a los pies de una señora sirve de poco.

    ResponderEliminar
  13. ¡Agua del Carmen, qué asco!
    Aunque yo soy más bien de tintos, hago constar que ahora, en verano, un rosado muy fresco surte efectos semejantes. Un empordà, preferiblemente. (Bueno... o un alella, no se me vaya a sulfurar el anfitrión.)
    Cuidado con los pies de las señoras, adu1.

    ResponderEliminar
  14. ...y Gregorio, por supuesto (lo de los pies).

    ResponderEliminar

La cortesía

Hay un singular placer en hablar bien en público de alguien que ha hablado mal de ti en privado... y que seguramente te está oyendo. Es una ...