jueves, 12 de mayo de 2016

¿Por qué me gusta Cy Twombly?


Porque, entre otras cosas, sabe interpretar lo dionisíaco





4 comentarios:

  1. Es como la guerra . Estoy de acuerdo con usted, usted no puede interpretar la foto de arriba

    ResponderEliminar
  2. Sr. Luri, aunque no venga del todo a cuento, ¿tiene usted alguna idea de por qué tanto empeño en meternos todo esto http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/05/11/actualidad/1462976174_037836.html por la retina, si hace falta con embudo? Y ese fin del empleo sin fin del trabajo con el que se abre el reportaje: ¿acaso trabajar, por mucha creatividad -sea esta losa la que fuere- que uno necesite para llevar el trabajo a cabo, no es emplearse? No acabo de entender la razón última que lleva al hombre a aborrecer tanto al hombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dice ese señor conviene matizarlo:
      1) lo probable es que desaparezcan todos aquellos trabajos mecánicos que pueden transferirse de las manos de un operario al programa de una máquina.
      2) pero eso están creciendo los trabajosSTEM relacionados ciencias, tecnología, infeniería y matemática. Pero en estos trabajos para ser creativos hay que tener un gran conocimiento de las materias correspondientes. Podríamos decir queque no sepa matemáticas, difícilmente será creativo.
      3) pero la demanda de trabajo que más está creciendo es la no cualificada: se la necesita para trabajos precarios y mal pagados.
      Esto es lo que probablemente nos espera y tiene poco que ver con esos escenarios que nos pintan.

      Eliminar
  3. He oído hablar de alumnos de ingeniería que no dominan el sistema métrico decimal y que no poseen unos mínimos rudimentos de álgebra; lo más trágico de esto es que de las pocas cosas en que España ha sido potencia mundial es precisamente en la producción de ingenieros de primer nivel. El otro día leí que hay crisis de vocaciones matemáticas y que las facultades de exactas están medio vacías. Y las universidades convertidas en tómbolas que en vez de muñecas chochonas reparten doctorados (dicen que nunca ha estado tan barato como ahora el cuarto y mitad de cum laude. Por lo visto este furor tiene que ver con un cambio de la normativa). Podría ser que el grueso de los candidatos a desempeñar trabajos precarios y mal remunerados no lo compongan solamente jessis, jonathans y kevins y que también abunden los álvaros, las lucías y los hugos (con unos curriculums sumamente historiados)de esa clase media que parece imitar (a veces muy logradamente) a la clase alta, que acepta con normalidad instruir a los niños en casa, mientras en la escuela les enseñan a ser creativos y a trabajar en grupo y que se opone a las evaluaciones externas de centros porque "segregan". No faltarán malvados que al oír el topicazo ese de "la juventud mejor preparada de la historia" les entre un incontenible ataque de risa.

    ResponderEliminar