sábado, 25 de abril de 2015

Interdisciplinariedad

Hay algo que me intriga en los multidisciplinarios, es decir, en los defensores de la multidisciplinareidad como forma de vida: aseguran que en la vida corriente nunca se nos presentan problemas de matemáticas, lengua, física, geografía, historia, etc, sino problemas multidisciplinares. De ahí deducen que hay que eliminar las asignaturas de los centros de enseñanza y sustituirlas por estudios de casos o metodologías similares.

Yo, por supuesto, creo que los multidisciplinarios son gente honesta y que lo que les pasa a ellos es que sólo tienen problemas complejos en los que andan enredadas varias disciplinas. Debe ser una vida la suya quizás apasionante, pero agotadora. No puedo ni imaginarme lo complicado que ha de ser para ellos apretar un interruptor para iluminar un cuarto, o llenar un vaso de agua o comprar una entrada de cine.

En mi humilde existencia, he de reconocer que lo frecuente es lo contrario. A lo que tengo que hacer frente habitualmente es a problemas lingüísticos, matemáticos, geográficos, etc. Y para resolverlos necesito tener conocimientos de lengua, matemáticas, geografía, etc. Debe de ser una vida muy lineal la mía, pero me resulta bastante más cómodo que los problemas se me presenten de uno en uno que en avalancha..

No es que a veces los problemas no se me presenten intrincados. Cuando quiero comprarme un coche, he de pensar en varias cuestiones, que van desde la economía a la mecánica, pero aún en este caso tiendo a ir dándoles respuesta de una en una a partir de mis conocimientos de economía, mecánica, etc. 

4 comentarios:

  1. ¡Buenas! Tal vez los multidisciplinarios suponen un estadio superior en la evolución de la especie. Yo todavía no he llegado a ese nivel. Y parece que tú tampoco. Pero me preocupa una cosa: ¿Una educación multidisciplinar acercará más a nuestros jóvenes a ese estadio superior? Porque podría suceder que... ¡el efecto sea el opuesto!.

    Hay un artículo interesante (en inglés) de Anderson, Reder y Simon que se puede encontrar aquí:

    http://repository.cmu.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1010&context=psychology

    Es una crítica seria de algunos tópicos que se están manejando mucho últimamente en el mundo educativo español. Uno de los tópicos tiene que ver con la afirmación de que el aprendizaje debe tener lugar en entornos sociales y complejos (creo que esto enlaza con el asunto multidisciplinar que mencionas). He traducido informalmente algunos párrafos del artículo, que incluyo en el siguiente comentario. Después de leerlo tal vez comiences a pensar que estás siguiendo el buen camino para llegar a ser un multidisciplinario "fetén" :). Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. (De “Situated Learning and Education”, Educational Research, Anderson, Reder y Simon)

    Tópico: La instrucción debe llevarse a cabo en entornos complejos y sociales.

    Una elaboración del tópico anterior ("La instrucción abstracta no sirve de mucho") consiste en afirmar que el aprendizaje es inherentemente un fenómeno social. Como argumentan Lave y Wenger (1991):

    "Desde nuestro punto de vista, el aprendizaje no es tan sólo situacional (como si fuera una especie de proceso reificable independiente al que le basta ser localizado en algún sitio); el aprendizaje es parte integral de una práctica social que tiene lugar en el mundo real." (p. 35)

    Un segundo argumento afirma que el aprendizaje debe ser realizado afrontando problemas complejos. Estas dos ideas conjugadas dan pie a la propuesta de que el aprendizaje debe tener lugar en situaciones de carácter social y complejo, con diverso énfasis en cuanto a estos dos aspectos. Aunque el adiestramiento de cara al mundo laboral es sólo una parte de la función que debe tener la educación, esta fórmula “social” + “complejo” en las situaciones de aprendizaje a menudo se justifican recurriendo a la necesidades que los estudiantes tendrán que afrontar en su futuro laboral, en el que deberán disponer de destrezas para desenvolverse en entornos complejos y sociales.

    Si bien es cierto que se deben desarrollar las habilidades sociales que serán necesarias en el mundo laboral, no hay razón que justifique que todas las habilidades necesarias en un puesto de trabajo deban ser enseñadas en un contexto social. Consideremos por ejemplo las habilidades necesarias para convertirse en un buen contable de Hacienda. Es cierto que un contable debe aprender a tratar con sus clientes, pero no es necesario aprender las leyes fiscales del país o el uso de un software para la gestión de impuestos mientras se está interactuando con un cliente. Es mejor adiestrar partes independientes de una tarea de forma separada, puesto que de esta forma se requerirán menos recursos cognitivos con los que afrontar cada una de ellas, reservando así la capacidad suficiente para que el aprendizaje sea más efectivo. Así, es mejor enseñar las leyes fiscales sin tener que interactuar simultáneamente con los clientes, y enseñar a comunicarse con los clientes cuando la faceta anterior ya se domina con maestría.

    En realidad, una parte importante de la investigación en psicología muestra que la enseñanza compartimentada es a menudo más efectiva cuando las diversas partes que deben componer dicho aprendizaje son independientes (o casi independientes) respecto a la tarea en su conjunto. De hecho, en la formación de un equipo de trabajo, es habitual realizar primero un entrenamiento de tareas parciales de modo individual, fuera del equipo, ya que es más costoso y fútil involucrar a todo el equipo cuando tan sólo un miembro del mismo necesita un adiestramiento particular sobre, por ejemplo, una nueva herramienta. En los deportes de equipo, donde se dedica gran atención a la eficacia de un entrenamiento, el tiempo disponible se divide siempre en una parte de entrenamiento individual y otra de trabajo en equipo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Weno: Te agradezco mucho toda esta información, que por supuesto, me la archivo. Cuando los pedagogos sólo saben pedagogía, sin que hayan tenido que vérselas con epistemología de la ciencia, acaban diciendo tonterías. El problema es que las visten con una especie de aureola moral que cautiva a muchos incautos.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo. Un saludo.

      Eliminar