lunes, 27 de abril de 2015

Inteligencias múltiples


El 24 de mayo de 2011 escribí este artículo en La Vanguardia, dejando clara mi perplejidad porque el Príncipe de Asturias fuera a parar a la pseudociencia. Por supuesto, desde entonces no ha hecho más que crecer el número de pedagogos seducidos por Gardner y la tentación de estar al día, porque una teoría mendaz no parece tan mendaz si se presenta como innovadora. 

Esta mañana un amigo me envía este enlace a un artículo de The Guardian, que no hace sino confirmar lo que vienen diciendo los neurólogos competentes a quien los quiere oír. Ahora bien... ¿se los quiere oír? Mi sospecha es que la pedagogía hace tiempo que ha dejado de preocuparse por la ciencia para entregarse a los brazos de la ideología. Aún hay por las escuelas supuestos especialistas hablando de lateralidad cruzada. Los mitos educativos parecen indestructibles. 

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Siem`re es un reto ser leído por personas inteligentes.

      Eliminar
  2. Fantástico artículo Gregorio. Me ha traído usted a la memoria un momento, hace ya bastantes años, en plena entrevista con la orientadora escolar de mi colegio cuando era yo alumno, señaló mi reloj y me preguntó: ¿Lo llevas siempre en la derecha? (siempre he sido un poco ambidiestro) Tuve que responderle que sí, a lo que ella replicó: ¡Lateralidad cruzada! Entonces yo le dije que además siempre he usado los cubiertos al revés. La orientadora estaba entusiasmada ¡Había dado con el origen de todos mis problemas con las matemáticas! En fin... lo que se dice método científico.

    Óscar G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Óscar, conozco más de un caso de este tipo. Nada es más satisfactorio que un prejuicio (aparentemente) confirmado.

      Eliminar
  3. Gracias por el artículo y el blog Gregorio. Enlazo con tu permiso este otro artículo sobre inteligencias múltiples para complementar el tema. http://efectomcguffin.blogspot.com.es/2015/07/pseudociencia-en-la-escuela-3-las.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes todos mis permisos... y mi agradecimiento.

      Eliminar