miércoles, 29 de octubre de 2014

Romanones, Ministro de Instrucción

Cuando Romanones fue nombrado ministro de Instrucción, cometió la imprudencia de ir a visitar a los funcionarios supuestamente a su servicio.

Entró en un salón y estaban todas las mesas desocupadas. Y lo mismo en otros dos más. Finalmente, en el cuarto se encontró a un funcionario felizmente dormido sobre la mesa. El secretario de Romanones quiso despertarlo, pero Romanones lo contuvo: "No, no lo despierte. Porque si lo hace, se marchará".

Moraleja: Los males de la enseñanza... ¿no se deberán a que hay demasiado espabilado por los despachos?

2 comentarios:

  1. In 2012 a German civil servant wrote a farewell message to his colleagues, on his retirement, confessing that he hadn’t done a stroke of work for the past 14 years.

    http://www.economist.com/news/business/21627649-how-thrive-work-minimum-effort-guide-skiving?fsrc=scn/tw_ec/a_guide_to_skiving

    ResponderEliminar
  2. ¿La señora Ridau ha hecho público el incremento de personal desertor de las aulas para "trabajar" (hermosos vocablo) en las dependencias de Via Augusta o en las oficinas delegadas del "territorio"? Me temo que no y el incremento ha sido de un 20 %.

    Desde entonces en los colegios ha habido también un 20 % de recortes en maestros y profesores. (Son casualidades.)

    ResponderEliminar

Para que no se olvide

Acabo de recibir, ahoritita mismo, un libro que es para mí muy especial. En primer lugar, por el autor, mi amigo Xavier Guzmán Urbiola,...