jueves, 11 de septiembre de 2014

La otredad


4 comentarios:

  1. Jajjajaaaa muy gracioso
    Yo descreo del método de Levi-Strauss

    ResponderEliminar
  2. El gato de Schrödinger1:01 a. m., septiembre 12, 2014

    Desde que le tomaron el pelo olímpicamente a Margaret Mead, esto ya es un lugar común.

    ResponderEliminar
  3. El porteador de un safari se despide de su mujer: al atardecer tendremos pánico de los fantasmas de la jungla y huiremos despavoridos, así que volveré a tiempo para la cena.

    ResponderEliminar
  4. Si los de la viñeta son auténticos antropólogos sabrán que su "objeto de estudio " tiene sus propios métodos para dar u ocultar la información y para sobrevivir .Encontrarán muy interesante el hecho de que les escondan los avances de la técnica :-)
    Sé preguntarán ,siguiendo a Levy-Strauss ,qué idea tienen en ese poblado de lo que quiere estudiar un antropologo ,qué idea tienen de nuestra civilización ,porqué han elegido esos objetos y no otros (telas,cazuelas ).¿Todos los pobladores han ocultado las radios y las televisiones o sólo algunos? ¿Todos los pobladores tienen esos objetos?¿porqué sí o porqué no? ¿obtienen algún tipo de ventaja de ser considerados primitivos ?
    Puede incluso que vayan allí para hacer un trabajo sobre el proceso de aculturación :-)
    El chiste es buenísimo y por el tipo de viñeta -quizá me equivoque- refleja bien la idea que sobre la antropología se tenía en los años 50 o 60 y también la pasión "conservacionista " de algunos antropólogos de entonces.
    Es una disciplina joven ,que se está cuestionando continuamente sus métodos y la manera de obtener los datos y que tiene muy presente hasta qué punto las ideas del estudioso y del estudiado conforman la realidad

    ResponderEliminar