domingo, 17 de agosto de 2014

Unas páginas de von Balthasar

Hans Urs von Balthasar observa: En el presente, la dimensión de la gloria se ha perdido en la de la belleza; la de la sorpresa, en la de la mera admiración. En resumen, digo yo, hemos ido del predominio de la teoría al de la técnica.

Cuando se lee a un teólogo es interesante pensar lo que dice como si fuera un filósofo de la naturaleza y allá donde habla de Dios añadir un "sive natura". El resultado, si el teólogo es bueno, es siempre interesante. Una muestra de von Balthasar: "¿Qué relación hay entre lo divino y la libertad humana? ¿Podemos suponer que Dios aceptó alguna limitación en su libertad cuando Él creó al hombre, gracias al cual este mundo puede dirigirse hacia su perfección o hacia su destrucción?" 

Para terminar una imagen que dice mucho de la singularidad extraña del cristianismo. Balthasar adapta la imagen clásica del “teatro del mundo” transformándola en un Teo-drama. En él, Dios (el Dios cristiano) ya no juega simplemente el papel de juez trascendente de la obra, sino que asume tres funciones: las de autor, director y autor. Para que el Teo-drama sea posible, Dios o un Dios, o alguien representante de Dios, debe actuar en la obra como un personaje distinto del resto.

6 comentarios:

  1. ¿Quizás, en algún momento, porque esto puede ocurrir o no, sea Él quien saque a los personajes de la caverna?

    ResponderEliminar
  2. A mí Von Balthasar siempre me recuerda lo que son algunos cristianos .Y no otros.

    A propósito de su doctrina según la cual podemos esperar que todos los hombres se salven. Esto , y no aquello de que "el infierno existe, pero está vacio" es lo que enseñó el teólogo suizo.

    Bueno pues el hecho de que Von Balthasar muriese dos días antes de la ceremonia en la que Juan Pablo II lo crearía cardenal ha sido interpretado por los "otros cristianos" como un signo de que había algo, cuando menos confuso- por decirlo con delicadeza - en su doctrina.

    Y se quedan tan tranquilos.


    Karl Mill

    ResponderEliminar
  3. Mi conocimiento de Balthasar es muy parcial, lo cual, dada la cantidad de cosas que escribió este hombre, no deja de ser inevitable. Pero su tesis del Theo-drama me parece muy interesante, no porque la comparta, sino porque me ayuda a pensar los modernos esfuerzos del catolicismo para pensar la idea de la providencia después de Nietzsche y porque, de manera inevitable, estamos condenados a pensar en nosotros narrativamente.
    La paradoja que presenta Balthasar entre la libertad infinita del Creador y la libertad finita del hombre, que si lo comprendo bien, es el motor del Theo-drama, me parece igualmente sugerente.

    ResponderEliminar
  4. Añado: Me parece sugerente porque, inevitablemente, la libertad infinita se reserva la última palabra en el drama que juega la libertad finita (si no es que es finita precisamente peor eso).

    ResponderEliminar
  5. El tema de la omnipotencia divina y de la libertad humana...

    De Von Balthasar tengo el primer volumen de Gloria - no seguí, es una obra para teólogos - y el librito sobre teología de la Historia. Sí conozco sus tesis sobre el Infierno a través de autores críticos con él - Sayés-, de cualquier manera el tema se las trae.

    Yo recomiendo dos libros de Kolakowski "Dios no nos debe nada" y "Horror metaphysicus", muy accesibles.

    Y por supuesto el mejor análisis de la polémica "De auxiliis" es el de don Gustavo Bueno y compañía : Vidal Peña sobre el genio maligno en Descartes, reeditado recientemente por KRK, soberbia la introducción que escribió en su día. Este es uno de los grandes temas donde se ve el filo de la mente de Bueno.

    Aunque me parece que usted preferirá a este Kolakowski:

    "El comentario más clásico de los filósofos (repetido enfáticamente en la Guía de Maimonides) con el fin de mostrar que el lenguaje "antropomórfico" de la Sacra Pagina era apropiado para la exigua capacidad de nuestras mentes , incapaces como eran de captar el mensaje metáfisico que ocultaba, hubiera sido menos incierto si los teólogos - o al menos algunos de ellos- no hubiesen pretendido poseer un diccionario mediante el que la palabra de Dios, tal cual, era traducible al idioma exacto de su ciencia."

    Karl Mill

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustan los teólogos serios, especialmente si son piadosos (o sea: si aceptan la exigua capacidad de sus propias mentes), porque como ya he dicho varias veces por aquí, creo que hacen filosofía de la naturaleza.

      Eliminar