martes, 12 de agosto de 2014

Sobre la felicidad

Los griegos llamaban a la felicidad "eudaimonía", algo así como "estar acompañado por un duende bueno". Es un duende caprichoso, el eudaimon. Va y viene a su antojo. A veces se queda a pasar un rato con nosotros, en ocasiones incluso se instala una temporada a nuestro lado, pero no le gusta tener domicilio fijo. Lo que sí podemos decir es que a algunos apenas los visita. Y no sabemos por qué.

11 comentarios:

  1. http://www.prospectmagazine.co.uk/philosophy/against-happiness-why-we-need-a-philosophy-of-failure

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. “England!” she said, in a dreamy kind of way. “You are so lucky!” How so, I asked, far more in love with Hawaii. “Because in England you can be miserable and nobody minds. They expect you to be miserable over there.”

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo: "the spread of depression is partly a side-effect of our addiction to happiness"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso es lo que le podría haber pasado a Schopenhauer, quien para ser feliz parecía necesitar ser admirado, según nos contaba Vd. el otro día.

      Eliminar
    2. El artículo es bueno, aunque parece estar al servicio de la prepromoción de “Wellness Syndrome,” de Carl Cederström (a quien no tengo el placer de conocer).

      Eliminar
    3. Conozco un ensayo, 'The Unbearable Weight of Happiness', contenido en el volumen 'Lacan and Organization, que empieza citando a Samuel Beckett: What do we do now, now that we are happy? y elabora a partir de los conceptos lacanianos de Deseo, Falta, Otro, etc. Nada del otro jueves.

      Eliminar
  3. Está en los escaparates de las librerías un "Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo", de Barbara Ehrenreich, a quien tampoco conozco, pero quien, en una línea que parece similar, dice algunas cosas interesantes:
    http://www.lavanguardia.com/magazine/20111216/54240220616/barbara-ehrenreich-escritora-periodista-sonrie-o-muere.html

    http://www.elimparcial.es/noticia/84663/Los-Lunes-de-El-Imparcial/Barbara-Ehrenreich:-Sonrie-o-muere.-La-trampa-del-pensamiento-positivo.html

    ResponderEliminar
  4. Un pèl massa simple. Plutos és cec, no la felicitat. Aristòfanes ens ho recorda al final de la seva vida: un alter Socrates?

    ResponderEliminar
  5. En escriure el text estava pensant en Robin Williams. Però podía haver pensat també en Soló i Cressus, ¿no et sembla?

    ResponderEliminar
  6. El personaje de Williams en el rey pescador es para los otros personajes una suerte de encarnación de ese duende.

    ResponderEliminar