sábado, 23 de agosto de 2014

Poetas y profetas

Todo poeta es el ayudante de cámara de una ideología. Por eso puede susurrarnos cómo son sus dobladillos. Pero los poetas no crean ideologías. Les falta imaginación para eso. Crear una ideología es una labor titánica que sólo está en manos de profetas. Así pues, podríamos decir que el poeta es el ayudante de cámara de un profeta. O, si se prefiere, que los poetas auténticos son los profetas.

4 comentarios:

  1. El gato de Schrödinger11:18 p. m., agosto 23, 2014

    He leído "profetas" y me ha venido a la mente un tal Mahoma.

    Resulta que he encontrado una cita perfecta para ponerla en grandes vallas publicitarias por toda Europa, en todos los idiomas nacionales, ahora que los guerreros de Alá están soliviantados.

    "Prova a farti agnello: trovi subito il lupo che ti mangia"
    Vilfreto Pareto

    Pareto no era un poeta ni un profeta, pero qué frase más buena. Digna de Maquiavelo.

    Si tuviera la fortuna de Amancio Ortega, yo mismo alquilaría las vallas publicitarias.

    Un saludo y disfrute lo que queda de agosto.

    ResponderEliminar
  2. Hay dos clases de profetas según la RAE, los que predicen el futuro y los que hablan en nombre o por inspiración de Dios. ¿A cuáles se refiere usted?

    Los poetas, en cambio, son aquellos que elaboran obras poéticas, entendiendo por poético aquello que es relativo a la poesía.

    Nadie, verdaderamente honesto, sabe qué es poesía, pero sí podemos conjeturar que no es ni predecir el futuro ni hablar en nombre de Dios quizás por esa falta de imaginación a la que usted alude.

    Disculpe la simpleza de mi comentario, pero a estas horas de la noche no doy mucho de sí.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su pregunta es de cajón porque yo he omitido algo en mi entrada son lo cual lo que digo resulta incomprensible. Cuando hablo de "poetas" pienso en la "poiesis" griega y, especialmente, en Platón. El "poietés" es, básicamente, el creador. El mayor creador de todos es el profeta porque crea una visión del mundo: Moisés, Jesús, Mahoma, Marx... a mi parecer, todo poeta canta, lo sepa o no, dentro de un mundo creado por un profeta y, al hacerlo, legitima la obra de éste. ¿Cuál es el profeta al que el Roto rinde pleitesía? Esa es la pregunta que tiene que hacerse quien quiera comprender nuestro presente.

      Eliminar
  3. Esta es una pregunta que yo no sé ni estoy exactamente capacitado para responder, pero sospecho que en sus viñetas se expresa una cosmovisión que es hija de muchos profetas, no de uno solo.

    En su post del 12 de agosto usted cita a Claudio Magris hablando de la novela moderna y dice: "La novela moderna -escribe Claudio Magris pensando en los grandes: Robert Musil, Robert Walser, Isaac Bashevis Singer...- es frecuentemente la historia de un individuo a la búsqueda de un sentido que no existe, es la odisea de una decepción".

    Y Belart, que es también un poeta, le comenta que: “…toda vida es en el fondo la odisea de una decepción, y su desenlace siempre es el regreso al punto de partida”. Pascal Quignard en su “El sexo y el espanto” afirma, interpretando la simbología psicológica romana, algo parecido. Los personajes de El Roto parecen petrificados igual que las figuras de la pintura romana.

    ResponderEliminar