sábado, 2 de febrero de 2013

Cómo acabar con la corrupción

Pues muy fácil, oigan. Bastaría con que nos escandalizáramos con los corruptos de nuestro partido tanto como nos escandalizamos con los corruptos de los demás partidos.

Me voy a Jaén