martes, 18 de diciembre de 2012

Filosofando

Sospecho que el Buen Dios hizo el mundo un poco desmañado a propósito, para que así los inútiles pudiéramos ganarnos la vida con esta cosa de la filosofía.

4 comentarios:

  1. Una defensa crepuscular de la filosofía...

    ResponderEliminar
  2. En realidad sólo quería justificarme a mí mismo. Pero acepto sus palabras: el gallo, para los políticos; la lechuza, para nosotros.

    ResponderEliminar
  3. Tiene que haber gente pa tó, Don Gregorio. Afortunadamente.

    ResponderEliminar

Una carta de John Dewey