sábado, 13 de octubre de 2012

Cómplices y traidores

Si el capitán Fermín Galán se sublevó en Jaca era porque creía contar con la solidaridad de sus compañeros de Huesca y Zaragoza. Sin embargo a la hora de la verdad se quedó solo, lo cual, unido a su manifiesta incompetencia como organizador de golpes de Estado, hizo que su intento de proclamar la República resultara una tragicomedia. Como ejemplo, aquí está este diálogo que tuvo lugar durante el juicio sumarísimo que lo condenaría a muerte:
El presidente del consejo de guerra: ¿Tenía usted complices?
El capitán Galán: Sí.
El presidente: ¿Quiénes eran?
El capitán Galán: ¿Quiénes han de ser? ¡Vosotros, ¡cobardes! ¡Vosotros, que sois unos traidores!
El presidente: Tened en cuenta que sois capitán del ejército y que estáis ante un Consejo de guerra constituido por superiores vuestros.
El capitán Galá: ¡Aquí no hay superiores ni inferiores! Aqui sólo hay hombres y traidores. Los traidores vosotros, y los hombres el capitán García Hernández que me acompaña como reo y yo"

2 comentarios:

  1. No se puede ser de buena fe, en este mundo de hienas.

    ResponderEliminar
  2. No es por faltar al respeto a los muertos, pero la Guerra Civil, en lineas generales fué una 'xarlotada', más digna de ser narrada por los Hermanos Quintero que por Tolstoi.

    ResponderEliminar

Dándole los últimos retoques

Saldrá en septiembre: