domingo, 27 de julio de 2008

Obama

Obviamente no tengo manera de saber quién ganará las próximas presidenciales norteamericanas, si Obama o McCain. Pero a lo largo de estos días por los Estados del Sudoeste (California, Nevada, Utah, Colorado, Nuevo México y Arizona) sí que he podido constatar unas cuantas cosas:

1. El electorado de Obama muestra sin reticencias su opción, mientras que el de McCain es más reservado. No es infrecuente encontrarse en las casas carteles de apoyo a Obama; es rarísimo encontrárselos de apoyo a McCain. Esto es muestra de una cierta efervescencia electoral obamista, pero de difícil evaluación.

2. Por muy extrovertido que sea el partidario de Obama, no suele salir a la calle con camisetas partidistas. Si uno se encuentra con alguien llevando una camiseta de Obama es muy, muy probable que sea un turista europeo (lo he comprobado una y otra vez: predominan los franceses).

3. Los electores de Hillary Clinton no se acaban de fiar de Obama. Y aquí se encuentra buena parte del electorado obrero blanco tradicional de los demócratas. Se da por hecho que un número importante acabará optando por McCain.

4. Los católicos y, especialmente, los latinos, parecen mirar con más simpatías a los republicanos (los latinos le deben mucho a Bush) que a Obama. La batalla por el voto católico será decisiva. Y no la está ganando Obama.

5. Obama necesita mostrar que no es cautivo del electorado negro si quiere romper esta dinámica. Y este es un juego muy, muy peligroso. Últimamente introduce en sus discursos críticas de carácter psicológico (más que social) hacia, por ejemplo, la falta de responsabilidad de los hombres negros. Esta conducta, que los analistas interpretan como un giro hacia el centro, está removiendo las aguas, hasta hace poco unánimes, de sus partidarios afroamericanos. El singular Reverendo Jackson se ha apresurado a despellejarlo. Dice que ahora está pensando como un blanco.

6. En cuanto a las propuestas políticas de Obama, su postura respecto a Irak me parece escandalosamente demagógica. También Bush desearía irse pronto de Irak, pero, evidentemente, se resiste a establecer una fecha de retirada para no dar ventajas al enemigo. Todos saben que en un futuro inmediato hay que dedicar más tropas a Afganistán e ir retirando las de Irak, porque el país está cada vez más tranquilo y el ejército irakí se muestra dispuesto a asumir las tareas del americano. Al hacer bandera de la retirada de Irak, Obama no demuestra ningún valor político, sino oportunismo.

7. Mención especial merece la relación de los europeos (de algunos europeos) con Obama. ¿Se habrán leído sus partidarios de este lado del Atlántico su programa social? Imagínense que un político europeo propusiera que el medio idóneo para distribuir las ayudas sociales estatales no es el Estado, sino las iglesias. ¿Se imaginan a Rajoy proponiendo esto? Evidentemente lo despellejaríamos vivo, con mucha más saña que la empleada por Jackson para despellejar a Obama. Pues esto mismo es lo que propone Obama, y sin embargo es recibido como “uno de los nuestros”. No me preguntéis por qué.

8. Obama se presenta en Europa como un cosmopolita, un ciudadano del mundo. Y en Europa se le aplaude la extravagancia. Si es así, debería presentarse a Secretario General de la ONU, no a presidente de un país que necesita gestionar sus propios intereses de manera polémica -como todos- en el concierto (más bien desconcierto) mundial.

9. Claro que los americanos van a elegir presidente de su país pensando en sus intereses, no en nuestros prejuicios. Y es aquí donde el nacionalismo (exactamente igual que como ocurre en cualquier país europeo) juega un papel esencial. Y respecto al nacionalismo, no hay duda: el comodín lo tiene McCain.

10. No creo que en lo que hace referencia a las cuestiones sociales McCain sea más derechas que Obama. En educación, por ejemplo, me parece más socialdemócrata. Tampoco me parece que sea un halcón en política exterior. Los apoyos que ya tiene decididos parecen menos volubles que los de Obama y, según dicen, su margen de crecimiento electoral es mayor. Pero de esto yo sé más bien poco. Lo que si sé es que los técnicos de Obama no acaban de creerse que aún no se haya despegado de McCain.

11. Si, finalmente, McCain sale ganador, el New York Times tendrá que sobreponerse, de nuevo, a sus frustraciones. Más o menos como los europeos. El diario neoyorkino seguirá sin entender que la intelectualidad que apoya a sus candidatos (a los candidatos del New York Times) no se caracteriza precisamente por su capacidad para arrastrar votos (aunque pueda proporcionar mucho dinero). Y en Europa seguiremos sin perdonar a los americanos que a la hora de elegir a su presidente piensen exclusivamente en sus intereses y no en nuestras ilusiones. A nosotros, de verdad, lo que nos gustaría es que nos nombrasen senadores vitalicios del Senado de los Estados Unidos con derecho a veto. Pero los americanos siguen empecinados con su "we, the people" y en sentirse tan orgullosos de su bandera. Y os contaré un secreto a voces: parece que donde se está dirimiendo, de verdad de verdad, la campaña electoral es en los ojales de las americanas de los candidatos. Préstenles ustedes suma atención. Un entendido en las cosas mediáticas me aseguró en Los Ángeles que cuando Richard Nixon batió a McGovern en las presidenciales de 1972 , los pins jugaron un papel decisivo. Mientras los ojales de las chaquetas de los demócrates estaban vacíos, los de los republicanos llevaban, TODOS, un pin con la bandera norteamericana. "Y ese fue el mensaje decisivo".

16 comentarios:

  1. Y a mí que este Obama me suena wilsoniano e involuntariamente neocón...

    (Sorry, Gregorio, es la verdad).

    ResponderEliminar
  2. Yo simplemente lo veo como un oportunista inteligente. Pero vamos a lo de "involuntariamente neocón". Esto daría para un post, porque la verdad es que el neoconservadurismo ha impregnado a fondo la política norteamericana. Me parece que esto lo sabía bien la Clinton, el que no parece ser tan avispado como para darse cuenta de ello es Obama.
    En cualquier caso, lo de wilsoniano y neocón son piropos que no merece Obama. Es, ahora lo veo claro, un ZP trasatlántico.

    ResponderEliminar
  3. Vale, pues vamos a decirlo de otra manera: en EEUU, un discurso confeccionado para halagar los oídos del electorado tiene tintes wilsonianos y neocon -y lo de la "impregnación" es interesante, y estaría muy bien un comentario más extenso-. Aquí...

    ResponderEliminar
  4. J: Una primera aproximación a lo que quiero decir sobre la impregnación del neoconservadurismo : En mi modesta opinión los neoconservadores más influyentes en USA y en Europa no son los que suelen aparecer en las listas, sino dos escritores de la talla de Saul Bellow (infinitamente más inteligente y, por lo tanto, más sutil, que su mentor ideológico, Allan Bloom) y George Steiner (laureado en España, como bien se sabe y hasta profesor invitado en la universidad de Gerona, jactanciosa de su antineoconservadurismo), su última obra publicada, "Los libros que nunca he escrito" son una prueba (más). Ambos, Bellow y Steiner fueron discípulos de Strauss.
    Si tengo tiempo, tiraré del hilo.

    ResponderEliminar
  5. Recomiendo (casi que ordeno) la lectura del reportaje sobre Obama en el NewYorker (si, el mismo de la portada) sobre su ascenso a la politica en Chicago. Entre otras cosas, queda claro que el apoyo en la clase afro-americana nunca ha sido unanime... Tambien algunos apuntes en su estilo oratorio... pero no voy a ser capac, de resumir nada: de verdad, muy recomendado (en ingles, claro).

    ResponderEliminar
  6. RA: En la Convención demócrata del 2004 Obama ya criticó duramente la idea (sorprendentemente extendida en ciertos ambientes afroamericanos) de que un muchacho negro con un libro ya se estaba comportando como un blanco. Lo sé. Sé también que se ha atrevido a criticar -levantando ampollas- lo que el llama el "black cinism about america". Pero la convención de la NAACP esdte pasado 14 de julio dejó claro, a mi modo de ver, que el electorado más fiel lo ha tenido Obama HASTA AHORA entre los negros.

    ResponderEliminar
  7. Su análisis me ha parecido muy acertado, sobre todo en lo referente al "voto tapado". La postura de Obama sobre la retirada de las tropas de Irak, así como su propósito de subir considerablemente los impuestos a los contribuyentes que ya pagan más ("Mr. Obama thinks half the country should pay all the taxes to support the other half", WSJ, 21/07/08)son cuestiones irritantes para muchos demócratas que probablemente votarán por McCain; de tapadillo, quizás, pero lo harán.
    Los EEUU no son país de zapateros. Como ellos dicen, "money talks, bull**** walks"
    Un saludo y felices vacaciones y si le es posible y le apetece, siga con sus interesantes crónicas. Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Sonsoles, la cita exacta de WSJ (21 de julio de 2008) es: "Perhaps he thinks half the country should pay all the taxes to support the other half".
    ¿Hay una pequeña diferencia, no le parece?

    ResponderEliminar
  9. Coño Gregorio, ¿por qué no puedo leer un análisis político de tanta calidad en mis periódicos habituales? Es que te sales. Muchas gracias por todo.

    ResponderEliminar
  10. Creo que Obama, cae bien, tiene buenas ideas, pero es una incognita.
    Me alegro que estes dandote un paseito por ese inmenso pais.
    Un besito muy fuerte
    Edna

    ResponderEliminar
  11. Rythmduel: Gracias. Las cosas están mucho más reñidas y debatidas en la realidad política de los Estados Unidos que en nuestra prensa.

    ResponderEliminar
  12. Edna: No sabes la alegría que me da ver tu nombre por aquí. El viaje, magnífico, y muy provechoso.

    ResponderEliminar
  13. Se que lo que expondré nada tiene de afín con tu post, pero como mi blog ahora es privado, busqué tu dirección de correo electrónico para invitarte a que lo leas (mientras quieras, obviamente) y no la encontré en tu perfil.

    Te deslizo mi dirección de correo, para que, si lo deseás, me escribas dándome la tuya, así puedo invitarte.

    Decidas lo que decidas, gracias igualmente.

    rayen_paine@hotmail.com

    ResponderEliminar
  14. El URL que dejaste en mi blog estaba mal escrito : "octa" en vez de "ocata", por lo que no podía funcionar como link.

    Lo que dices de Obama está muy bien pensado. Ojalá te equivoques al 100% por lo de Machado

    esperemos
    que no sea verdad
    lo que sabemos.

    A un tío que necesita cárceles fuera del alcance de la ley, no lo quiero ni pintado. Pero un tío que justifica tales cárceles, es mucho peor.

    ResponderEliminar

Una experiencia inédita

Cuando he salido a la Plaza de Cataluña estaba lloviendo. Un paquistaní que estaba al acecho, se me ha acercado a venderme o un paraguas o ...