martes, 12 de julio de 2016

Emma

El futuro sabe cada vez más a pasado.
Al enterarme de tu muerte he recordado las intimidades que compartíamos en mi adolescencia sin que tú te enterases y estos versos de Fernán-Gómez:

Las hijas de la marquesa
hablan inglés y beben ginebra.
¡Qué cortos son los días
y qué largas sus piernas!
Madre, yo quiero ser un señorito,
aunque sea de Palencia.

Me voy a Jaén