sábado, 2 de julio de 2016

Como un borracho a caballo

“Es un hecho notable en la historia de la filosofía que para combatir un error se suele caer en el opuesto, verificándose el famoso dicho de que el espíritu humano es como un borracho a caballo, que cuando se lo endereza por un lado se tuerce por el otro”.
Balmes, Filosofía elemental, LIX: 

Y basta de Balmes por hoy. Me voy a darme un baño, que a esta hora la playa de Ocata comienza a despoblarse. Tengo que hacerlo porque, de lo contrario, mi amiga B., que lleva cuenta de mis cosas, me echa una bronca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los semblantes del privado

Baltasar Gracián me anima a recuperar una entrada antigua dedicada al capitán Andrés Fernández de Andrada y a su inmortal Epistola moral a ...