lunes, 11 de abril de 2016

En la presentación del libro de Jordi Amat


El texto de mi intervención:
1938. Juicio del POUM. Una rosa roja sobre una silla vacía (Nin). Pasionaria: “Más vale condenar a cien inocentes que dejar libre a un culpable”. 

Enero de 1939.
Julián Gorkin intenta llegar a Francia una vez que los guardias que custodiaban a los presos del POUM se dan cuenta de la inutilidad de su tarea. Le sigue la condena estalinista al POUM.

Ridruejo entra en Barcelona. En Burgos, según cuenta José María Fontana en Los catalanes en la guerra de España, se había reunido con Serrano Súñer para diseñar la entrada de los vencedores. “¡Grandes banderas precederán a las tropas! Luego, masas compactas de miles de banderas silbarán al viento con su colorido. Después, las tropas con laureles. Cerrarán el cortejo cuadros ondulantes de banderas…”. No se vio ese mar de Banderas. Llegó con las tropas del general Yagüe y, en su condición de jefe nacional de propaganda, traía un camión con folletos en catalán que el general Álvarez Arenas le impidió distribuir. 

Eugenio d’Ors entra en Barcelona con su peculiar uniforme de falangista, cargado de correajes y con unos leguis de pantorrilla de cuero. Antes se había presentado ante Franco con un uniforme que Francisco Umbral describió como “churrigueresco". “A mi me gustan los uniformes siempre que sean multiformes”, dijo. Del gusto de don Eugenio por los multiformes son testimonio algunos de sus discípulos, que aparecen por estas páginas (Aranguren...).

Madariaga estaba en Inglaterra. Había criticado la revolución de Asturias y en 1936 fue nominado a Nobel de la Paz.

2005. 
Santos Juliá, El país, 19 de noviembre de 2005: “De modo que fueron un exfascista como Ridruejo y un comunista como Carrillo, ambos muy jóvenes cuando la guerra (…) los que concibieron y pusieron por escrito que la única salida para el después de Franco consistiría en un proceso, no una revolución, tampoco un acto de fuerza, ni un acontecimiento llamado algún día a celebrarse, sino un proceso de transición.”

Jordi Amat: “Ridruejo se convirtió en un referente de la oposición democrática en España y entró en relación con las redes del Congreso por la Libertad de la Cultura”. “El Congreso por la Libertad de la Cultura” nos ha acogido”, le confiesa Ridruejo a su mujer.  En el Congreso se encontrará con Julián Gorkin, “cuya reputación personal sigue estando por los suelos”. “Una tarea pendiente: repensar a Gorkin”. “¿Cómo puede haber desaparecido del relato de nuestra memoria democrática?”


Tesis de Jordi: La guerra civil española puede ser vista como el primer acto de la guerra fría. A mi parecer, Julián Gorkín puede ser visto como el único neoconservador español.

1936. Nin invita a Trotsky a instalarse en El Vendrell.

1938. George Orwell y  Homage to Catalonia, de 1938. Editado en los Estados Unidos en 1952 con una introducción de Lionel Trilling: “Este libro es uno de los documentos más importantes de nuestro tiempo... Es un testimonio de la naturaleza de la vida política moderna” .

1938. Willmoore Kendall. Llegó a España como trotskista. Combate en las Brigadas Internacionales. Sale tan decepcionado que acaba fundando National Review.

Agosto 1939. Pacto Ribbentrop-Mólotov. “En el combate contra los países ocupados por los nazis, la familia más activa de la resistencia había sido, sin duda, la comunista”. Jordi no menciona los países invadidos por comunistas.

Noviembre 1939. Invasión de Finlandia.

1939. John Dewey funda con Sydney Hook el Committee for Cultural Freedom (1939-1951) que se opone con igual radicalismo al comunismo y al fascismo. Junto a Dewey: Eastman, James T. Farell, Dos Passos, James Burnham.

1940. El día que Ramon Mercader mató a Trotski, Saul Belloow tenía una cita concertada con él. Alcanzó a verlo cadáver en el hospital la mañana de su cita. Allá están Gorkin y Pivert. Los intentos de agresión. Pistoleros del PSUC.

1947. Se crea la CIA.

1948, Editorial de Partisan Review, “The Politics of Desperation”: “Francamente, tenemos poca paciencia con estos radicales bohemios que están más interesados en mostrar su intransigencia que en formular una oposición seria al estalinismo... Si alguno piensa realmente que el estalinismo y el status quo del capitalismo son igual de malos, entonces debería concluir que la situación es desesperada y comenzar a preguntarse por las posibles maneras de suicidarse.”

El europeísmo: en mayo de 1948 tiene lugar en La Haya la conferencia inaugural del Comité de Coordinación de los Movimientos para la Europa Unida. En ella se decide crear el Consejo de Europa.  Allí están Gironella y Salvador de Madariaga. Gorkin en 1953: “La realización de Europa forma hoy parte inmediata y principal de la misión del intelectual”. La intención de Gorkin: “convertir a Madariaga en símbolo de los demócratas españoles”.

26 de junio de 1950 se inaugura el “Kongress für Kulturelle Freiheit” en el Hotel Titania Palace, en la zona norteamericana de Berlín. Se encuentran Karl Jaspers, Bertrand Russell, Arthur Koestler, Léon Blum, Jacques Maritain, André Gide, Benedetto Croce, François Mauriac, Raymond Aron, John Dewey, Arthur M. Schlesinger, Sidney Hook, James Burnham. La víspera de la inauguración, Corea del Norte invade Corea del Sur.

1952: Aparece el término neoconservador en un artículo de Dwight Macdonald para Reporter. 

1956. Gorkin: “España no se rehará si no logra … crear las bases de una reconciliación por encima de los combatientes de ayer y quizás de mañana” (p 111, de su novela “La muerte en las manos”).

Junio de 1956 el PCE hace pública una declaración titulada “Por la reconciliación nacional, por una solución democrática y pacífica del problema español.” 

En febrero de 1956, Ridruejo es detenido. A mediados de año se reúne con Semprún en Madrid. Al mismo tiempo comienzan sus contactos con el Congreso por la Libertad de la Cultura. 

Junio de 1962. Contubernio de Múnich. Al terminar la reunión dice Madariaga: “Hoy ha terminado la guerra civil”.

En 1965 se expulsa de la universidad a Aranguren, García Calvo y Tierno Galván. Valverde y Antonio Tovar renuncian voluntariamente a sus cátedras como protesta. A Aranguren, Tierno y Valverde, el Consejo les ofreció ayuda de 1000 francos mensuales. 

1966. La prensa hace público que la CIA había financiado el Congreso por la libertad cultural. Al Congreso lo desmonta la libertad de prensa. Su fin es su triunfo. A la URSS, los tanques de MacDonalds.

Comentario final. Los españoles somos muy poca cosa. Por eso si estuviéramos en otro lugar fácilmente pasaríamos desapercibidos y podríamos hacer lo que nos diera la gana con nuestra historia. Pero estamos donde estamos y sólo podemos hacer lo que nos dejan. El peso de la geoestrategia es mayor que el de nuestra capacidad para elaborar autónomamente nuestra historia.

9 comentarios:

  1. Nivellàs general, felicitacions.

    ResponderEliminar
  2. Vine aquí al ....12:00 p. m., abril 12, 2016

    "El peso de la geoestrategia es mayor que el de nuestra capacidad para elaborar autónomamente nuestra historia."
    Esta afirmacion encaja con una que le oi, hace pocas semanas al politicologo Ramon Cotarelo " En España, el gobierno ha sido desde hace siglos, estrictamente anti-nacional."

    ResponderEliminar
  3. "Llegó con las tropas del general Yagüe y, en su condición de jefe nacional de propaganda, traía un camión con folletos en catalán que el general Álvarez Arenas le impidió distribuir."
    Sobre el català i el primer franquisme: 'El Pensamiento Navarro' del 27 de gener del 1939 donava la notícia de l'ocupació de Barcelona per les tropes de Franco amb aquest títol, en català, a portada "¡Catalans. Visca Espanya lliure!".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la información, que desconocía

      Eliminar
  4. Estimado Gregorio, en un par de semanas estaré en Barcelona. Entre mis planes está hacerme de un par de ejemplares de su más reciente libro. Ya que se trata de mi primera visita a la ciudad, pregunto: ¿En qué librería me recomienda adquirirlos?

    ResponderEliminar
  5. Los españoles somos muy poca cosa. Sí.

    ResponderEliminar
  6. Gregorio, ¿le suena, de la lectura del libro de Amat, que José Suárez Carreño aparezca como personaje destacado en la organizción de lo de Múnich? Si así fuera, sí que lo leería. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jordi Amat lo califica de "ridruejista" y aparece varias veces citado a lo largo del libro.

      Eliminar
    2. Gracias, muy amable. Se trata de un escritor muy interesante que se autoenmudeció literariamente después de ganar tres premios importantes: El Adonis, el Lope de Vega y el Nadal. Y se dedicó en cuerpo y alma a la política...

      Eliminar