lunes, 21 de diciembre de 2015

Noche para la política ficción



En política las estrategias no son ajenas a la psicología de los estrategas. Dado que me parece que tenemos políticos con más psicología que estrategia, la aritmética parlamentaria puede dar de sí bastantes sorpresas. Pero ya que todo el mundo anda haciendo política ficción con los escaños, me voy a apuntar al juego:
1. Rajoy debe dimitir y debe permitir que alguien de su partido con mayor capacidad que él para vehicular el narcisismo del electorado español asuma la responsabilidad de formar gobierno. Obviamente esto deberá hacerse con la dramatización adecuada. ¿Encargo del rey tras un primer intento fallido de formar gobierno?
2. Pedro Sánchez debería dimitir, claro que si lo hace dejaría a su partido sumido en un caos. Hoy este hombre es el mal menor del PSOE. Pero su autoridad queda muy mermada y, por lo tanto, su autonomía.
3. Vamos a una "Grosse koalition" con el apoyo de C's.
4. Más de uno debería aprender que la política es el arte de convivir con decepciones.
5. O vaya usted a saber. ¿Se acuerdan ustedes de cuando hablábamos de la madurez del pueblo español?

6 comentarios:

  1. La madre del cordero será el cambio de la ley electoral. Hecha esta, entre todos, si ello es posible, a nuevas elecciones y si el modelo tiene segunda vuelta, pues las cosas más claras. Una coalición de izquierda numantino-syrizana nos abocaría al rescate en un decir amén. Parece que se haya votado con "inteligencia" emocional...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien visto, esto de la inteligencia emocional. La democracia parte de un supuesto: ya que no hay manera de garantizar un buen gobernante, busquemos al menos lo que está inmediatamente por debajo: el consenso. Votar es reconocer los límites de nuestra inteligencia política (que no hay manera de superar, insisto). Para que esto funcione se necesitan, entre otras cosas, líderes carismáticos, en los que pueda reconocerse el electorado (porque la política también es psicología). Cuando esto último falla, la democracia en vez de asegurar la gobernabilidad, asegura la ingobernabilidad. ¿Cuál es la salida? Me parece que no hay salida ni con Rajoy ni sin el PP.

      Eliminar
    2. Sí, si ruedan cabezas (ninguna carismática, por cierto...)

      Eliminar
  2. Ahora se llama usted Guillermo, como el de Ockham

    http://nodulo.org/ec/2015/n166p01.htm

    Karl Mill

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no está mal. ¿No era Diderot el que al verse pintado en un cuadro dijo algo así como "este es uno de mis yo"?

      Eliminar