sábado, 30 de agosto de 2014

Impugnando la proyectante sujeción a lo abierto

Heidegger, Sobre el evento, parágrafo 246, titulado “El abrigo de la verdad en lo verdadero”:

Abrigo es en el fondo la guarda del evento a través de la impugnación de la contienda.

Guarda del ocultarse (del vacilante rehusarse) no es un mero conservar de algo, sino impugnar la proyectante sujeción a lo abierto, la contienda, en cuya subsistencia es disputada la pertenencia al evento.

Así la verdad se esencia como lo verdadero respectivamente abrigado. Pero esto verdadero es sólo lo que es como lo no-verdadero, no siendo e infundamentado a la vez.

Hacer accesible el abrigo de la verdad desde sus modos próximos del procurar correspondiendo ser y tiempo.

Yo, pobre de mí, nunca supe si este libro de Heidegger había que leerlo como un ejercicio de escritura automática o como un ejercicio serio de filosofía. En todo caso, es uno de los libros ante los que he naufragado de manera más esplendorosa. Es decir, completamente. No entendí nada del primero al último párrafo y, sin embargo, me lo leí entero. Desde entonces, dormía plácidamente en una estantería de mi biblioteca, como un arpa con las cuerdas rotas, hasta que gracias a Rüdiger Safranski he recuperado mi autoestima.

Cuenta Safranski (Un maestro de Alemania) que en una ocasión Carl Friedrich von Weizsäcker le contó a Heidegger esta historia: Un hombre se pasaba los días en la barra de un bar murmurando una sola frase: "¡Sí, mujer mía!". Los otros clientes habituales, sorprendidos por esta fijación, acabaron preguntándole a qué se debía su comportamiento. El interrogado respondió: "Es que habla y habla y habla y habla...". Insatisfechos con esta respuesta, le volvieron a preguntar: "¿Pero qué habla?". El hombre, resignadamente, les contestó: "Ella no lo dice".

Heidegger, al oír esta historia, contestó: "Así es". Y yo casi salto de alegría al leerlo.



8 comentarios:

  1. La veritat absoluta no existeix, ja que és sempre subjectiva i per tant interpretable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llavors hem d'entendre que aquesta afirmació és una veritat subjectiva?
      Subjectiu és el contrari doibjectiu, no de vertader.

      Eliminar
  2. No sé si viene al caso, pero es que hoy he comenzado un libro de Bachelard (La poética del espacio) y el primer subrayado que he hecho dice así:

    "Ahora ....debemos demostrar que la casa es uno de los mayores poderes de integración para los pensamientos, los recuerdos y los sueños del hombre. (...)Antes de ser *lanzado al mundo* como dicen los mtefísicos rápidos, el hombre es depositado en la cuna de la casa. Una metafísica concreta no puede dejar de lado este hecho,...cuanto este hecho es un valor. (...)El ser es de inmediato un gran valor . La vida bien empieza, encerrada protegida en el regazo de la casa...Desde nuestro punto de vista, de fenomenólogo que vive de los orígenes, la metafñisica concsciente que se situa en el instante en que el *ser es lanzado al mundo* es una metafísica de segunda posición. Salta por encima de los preliminares, donde el ser es el ser-bien, en que el ser humano es depositado en un estar-bien..."

    A mí me ha parecido fascinante, este diálogo de Bachelard (el padre de los franceses pensadores del siglo XX) con su colega Heidegger

    Henri de Wittenberg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero en todo caso el sujeto se encuentra, sin haberlo elegido él, en una cuna, con todo ella fecho que se quiera.

      Eliminar
  3. 'A philosopher cannot talk about any single thing, down to a pumpkin, without showing whether he is wise or foolish but he can easily talk about everything without anyone having any views about him, beyond gloomy suspicions.'

    G.K.Chesterton, en G.F. Watts

    ResponderEliminar
  4. El tío Chester, siempre poniendo los puntos sobre las íes.

    ResponderEliminar
  5. Querido D. Gregorio, no se apure, que a un servidor tampoco le duelen prendas en reconocer que a Tito Martin sólo lo entiende cuando se lo explican otros..., en la lectura directa de sus obras, como el que se ducha con agua bendita, el misterio me traspasa sin tocarme, ni mancharme. (Por cierto, que estuve el otro día en el Caixaforum de Madrid viendo la expo "Mediterráneo" y me encantó. Muy recomendable y de obligada visita para los que vivan por estos andurriales).

    ResponderEliminar
  6. Pues atrévase con los Ensayos materialistas, de don Gustavo, y verá usted lo que es Bueno... Usted es navarro y tiene justificada la tenacidad, Gregorio; pero yo soy tetuaní y se me supone la diletancia y el desasimiento hedonista, pero lo acabé, y no es materia reducida, ciertamente...

    ResponderEliminar