sábado, 24 de noviembre de 2012

Jornada de reflexión

Los militantes de los diferentes partidos tienden a pensar -especialmente hoy- que si los que no votan como ellos reflexionasen de verdad, votarían como ellos. No lo critico, en absoluto. Me limito a constatarlo. 

4 comentarios:

  1. Hoy y casi siempre... ahí está el problema.

    ResponderEliminar
  2. Si reflexionaran de verdad quizás no votarían lo que votan.
    Las motivaciones de nuestros actos forman parte del misterio del ser...

    ResponderEliminar
  3. Lakoff ya nos enseñó lo que sabíamos desde siempre, que votamos por adhesión, no por reflexión. Alguien decía hoy en un programa de radio que, en un país como el nuestro, tan poco dado a la "funesta manía de pensar", parecía cosa de burla lo del día de reflexión. Los legisladores, que se marcaron un chiste constitucional...

    ResponderEliminar
  4. El gato de Schrödinger12:35 p. m., noviembre 25, 2012

    Teniendo en cuenta que el "día de reflexión" es un invento de los políticos, cabe pensar que su verdadero significado es: "día para que los dirigentes y estrategas de los partidos reflexionen sobre los distintos pactos y apaños que pueden hacer entre ellos en cuanto se haga público el resultado del proceso electoral".

    ResponderEliminar

El niño tiene derecho a ser frustrado

Entrevista que me hizo el jueves pasado Carlota Fominaya para el ABC.