sábado, 21 de agosto de 2021

Tres cosas


 I

Hay en España autores que si los citas nombrándolos, te hunden; pero si los citas sin nombrarlos, te hacen quedar muy bien.

II

Imaginemos por un momento que vuelven a la vida todos los muertos de nuestra guerra civil. Sospecho que más de uno, mirando la España actual, se preguntaría si por esto dio la vida. Ahora bien, eso no necesariamente hablaría mal de la España actual.

III

La humildad es el conocimiento preciso de uno mismo.

IV

Soy un mal cristiano al que le gusta la proximidad con los buenos cristianos. A su lado siento algo que creo que podría parecerse a lo que sentían los humanos de Tolkien ante los elfos en retirada.

V

Anécdota hallada en uno de esos autores a los que no hay que leer:

- ¿Tiene usted carne de oso? -le preguntó Alejandro Dumas, padre, a un posadero de Martigny.
- No señor, no -respondió éste.
Unos días después un viajero se presenta ante el posadero:
- ¿No es aquí donde se come carne de oso?
Poco después otro viajero hace la misma pregunta.

Y otro, y otro.., 

Finalmente el posadero  pregunta a qué se debe tanto interés por la carne de oso.
- Porque es aquí donde Dumas la ha comido.
-¿Dumas?
-¡Claro que sí!
- No conozco a ese señor.

La historia se extiende por Suiza y finalmente un amigo le pregunta a Dumas: 

- ¿Qué hay de cierto sobre tu filete de oso?
- Pues mucho y poco. Tres días antes de mi paso por Martigny un hombre atacó a un oso y lo hirió de muerte, pero el oso tuvo todavía fuerza para matar al hombre y le devoró una parte de la cabeza. Yo me he limitado a dar carácter escénico al suceso.

8 comentarios:

  1. En cierta manera vivimos en la tierra media aunque no lo sepamos

    ResponderEliminar
  2. Ese creo que era el mensaje que pretendía transmitirnos Tolkien.

    ResponderEliminar
  3. Maestro Luri. Siempre es un gusto que "pase por aquí"...y en esa brevedad alcanzar a escuchar un pensamiento, sentimiento o anécdota que reconforta. No se desespere o preocupe por lo rápido o breve, ese instante es "gota que moja la tierra".
    Le comparto que durante años leí libros y luego el blog, del padre Carlos G. Vallés, jesuita que falleció a los 96 años, en noviembre pasado. Era una delicia, saber que en fecha próxima, él haría un comentario o reflexión...Ya al final de su blog comenzó a hacerlo más breve y con más intervalos. Pasaba por ahí, buscaba una palabra y reconfortaba saber que alguien seguía compartiendo su vida a través de sus escritos. Algo así me pasa con usted...gracias por compartir. Espero que sean muchos años más (felicidades atrasadas). Saludos cordiales desde Ciudad Obregón; Sonora México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puede imaginarse usted la emoción que me provocan sus palabras. Muchas gracias.

      Eliminar
  4. Muy bien dicho Martín López, mejor algo, aunque sea poco , que nada.. o Twitter.

    Y enhorabuena a don Gregorio por este momento de plenitud que está viviendo. Que dure.

    ResponderEliminar
  5. "La humildad es el conocimiento preciso de uno mismo"
    Por eso, D. Gregorio, como decíamos ayer, creo que la modestia es una virtud intelectual.
    La humildad ni siquiera es conocimiento preciso, sino todo lo contrario a preciso: es saber que no se sabe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Bacon, aquí no puedo estar de acuerdo con usted. La modestia NO es una virtud intelectual. La libertad de pensamiento no debe conocer límites. Pero sí lo es de la expresión. Y esto es verdad especialmente en nuestros tiempos: hoy, si se quiere preservar la libertad de pensamiento, hay que controlar mucho la libertad de expresión.

      Eliminar

Otra caída

Ya les he contado a ustedes alguna vez que me caigo con frecuencia. Un problema del oído interno me impide llevarme del todo bien con el sen...