lunes, 30 de diciembre de 2019

Posando para la posteridad


Retrato que me ha hecho mi nieto Bruno. 

3 comentarios:

  1. Honestamente, me parece un artista. Espero que no lo deje.

    Feliz año nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Rafael. Eso espero yo también. Un fuerte abrazo y respecto al año entrante... que Dios nos coja confesados. Me han invitado a una cosa de innovadores en Zaragoza. Les he dicho que no y ellos me han contestado que por eso me dicen que sí. Si voy, espero compartir unas migas contigo.
      Una pregunta: ¿Sabes por qué Gonzalo Fernández de la Mora le tenía tanta inquina a Marías?

      Eliminar
    2. El porqué se me escapa, aunque pudiera haber un cierto sectarismo antiorteguiano de Fernández de la Mora que reconoce el valor de la personalidad del filósofo pero ningunea el alcance de su doctrina. Tal vez el abierto liberalismo de Marías y sus amistades influyeron en su inquina.

      El caso es que cuando Marías publicó su libro más elaborado, "Ortega. Circunstancia y vocación", Fernández de la Mora lo calificó de "pedagógicamente delictivo"; ahí es nada. Y eso que si se pone uno a leer el libro de Marías asombra el conocimiento y poder de penetración que tiene sobre la obra de Ortega; no digamos su claridad.

      Hablo de memoria, pero creo que recordar que cuando confiaron en todo o en parte el ABC a Fernández de la Mora, Marías dejó de colaborar con el periódico porque entendía que Fernández de la Mora estaba en las antípodas de aquello en lo que él creía.

      Siempre es más molesto el hereje que el infiel. Probablemente Fernández de la Mora veía en Marías a alguien del primer tipo.

      Sobre las migas cuente con ello. Será una alegría. Y el Somontano que no falte. Es una buena noticia para empezar el año

      Un abrazo grande

      Eliminar

De profesión disidente

Del sinuoso político Ríos Rosas decían sus contemporáneos que era “de profesión disidente.” En su momento me pareció una calificación divert...