domingo, 28 de mayo de 2017

Jerónimo Merola y el deber moral de ser inteligente

Encuentro en un libro más que interesante, la República original sacada del cuerpo humano,  del médico de Balaguer  Jerónimo Merola una defensa indirecta del deber moral de ser inteligente que me apresuro a recoger en mis fichas. Dice así:

"Porque aunque es verdad que con ciencia y saber puede un hombre ser malo. Es también verdad que sin el saber y ciencia, no pude ser en ninguna manera bueno. Porque obrar bien sin tener conocimiento de la obra, y del subjecto della, no puede ser sino a caso, y semejantes obras no pueden ser de algún merecimiento: pues no proceden de voluntad determinada"



3 comentarios:

  1. Qué buena entrada!

    "...de tal manera que a sus discípulos muestren a hablar poco y oír mucho, que sean en las escrituras divinas y humanas muy vistos, y leídos porque lo que dijeren de palabra los muestren en los libros."

    Estamos perdidos...

    ¿Qué piensa usted cuando oye a un maestro ignorante que -él aprender mucho de sus alumnos...-?

    José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me tire de la lengua, don José, que me pierde.

      Eliminar
  2. Lo mismo dicen muchos padres de sus hijos. Y creo que no es más que rememorar la experiencia del aula desde otra perspectiva, la de maestro o padre.

    "ahora entiendo a mi padre/maestro cuando me decía..."

    También es verdad que para ser maestro como mínimo tendrá que saber expresarse correctamente. En vez de repetir frases que quedan bien ("aprender de los alumnos"), sin percatarse de la perversión ideológica que trata a los niños como hombrecillos.

    Se confunde la experiencia nueva con la maldita frase, cazados quedan.

    unoquepasabaporaquí

    ResponderEliminar

Balmes

Me acaba de llegar: "¡Qué distinta hubiera sido nuestra suerte si el primer explorador intelectual de Alemania, el primer vi...