viernes, 1 de enero de 2016

Sócrates y su hijo


1 comentario:

  1. Precisamente ayer después de enviarle el comentario en el que le deseaba un feliz año, me acordé de sus críticas a la "educación para la felicidad" y me sentí un poco como el hijo de Sócrates. Espero que se lo tome con humor. Muchas gracias por compartir este blog.

    ResponderEliminar