lunes, 25 de enero de 2016

Atocha

Todo el mundo parece saberlo todo de la transición. Lo curioso es que lo que saben no suele coincidir con lo que yo viví. Yo por ejemplo viví lo que esta foto representa como un acto moral. Pero ahora, por lo que se veo, todo el mundo se considera moralmente superior a este gesto.


Recuerdo muy bien la tarde del 24 de enero de 1977. 

La noticia del asesinato de los abogados laboralistas de la Calle de Atocha había dejado a mis "camaradas" universitarios paralizados, pero a mi me hervía la sangre y no me resignaba a hacer oposición de corrillos en el bar de la facultad. Encontré a uno -sólo a uno- dispuesto a ponerle un crespón negro a una bandera republicana y salir a la calle. Pero en la calle no había nadie y nos metimos en el metro esperando dar allí alguna salida a nuestra indignación. No estoy seguro de que supiéramos muy bien qué buscábamos... me imagino que la solidaridad ciudadana. Pero pronto nos dimos cuenta de que estorbábamos. Las buenas gentes de Barcelona se alejaba de nosotros, dejando un cinturón de seguridad a nuestro alrededor, como si apestásemos. Y quizás así era.  

Solamente un anciano alzó el puño a nuestro paso, en Urquinaona. Y eso fue todo. Así que cansados de ser una presencia molesta. Cansados en realidad de todo, metimos la bandera en una bolsa y nos fuimos a beber cervezas. 

Aquel fue el primer día del resto de mi vida. Aquel día se abrió mi transición.

4 comentarios:

  1. Hay muchos que continúan encerrados en el bar de la facultad matando a Franco en la seguridad del tiempo transcurrido. Parece que sin ellos la historia se habría detenido...

    ResponderEliminar
  2. Estaba en Madrid aquella noche y el dia siguiente, habíamos salido a cenar con Gerardo el representante en Madrid de mi empresa, recuerdo un comentario al día siguiente de un jefe de Galerias Preciados que era cliente nuestro: Eran comunistas, ya les está bien. Recuerdo que Gerardo sin decir palabra se levantó del despacho y se fue de allí y yo detrás de él.

    LO QUE NO SABIA ES ESTO:Una de las abogadas del bufete, Manuela Carmena, pudo evitar el atentado porque Luis Javier Benavides le había pedido usar su despacho para una reunión. Carmena es desde 2015 la alcaldesa de Madrid.

    ResponderEliminar
  3. Una vecina de la edad de mis padres solía decir que no quería que le contasen nada de la guerra, que ya 'la había visto', hay tantas transiciones como personas que la vivieron y después hay el discurso canónico y el discurso alternativo del presente, eso de 'qué tontos fuero y cuantas les colaron', en fin.

    ResponderEliminar