miércoles, 15 de octubre de 2014

Ocata, tarde de octubre






3 comentarios:

  1. Qué maravilla. Yo pediría la independencia. Catalunya ens roba!

    ResponderEliminar
  2. Igualito que aquí, en León, con 40 litros por metro cuadrado (de lluvia) y un frío propio de radiadores de calefacción. Envidia (poco sana en ocasiones, confieso) y mucho llanto el que me inspiran sus imágenes, afortunados mediterráneos.

    ResponderEliminar

Ocata, de nuevo

Ocata es, obviamente, un lugar.  Pero no es sólo eso.  Para mí es, sobre todo, el encuentro milagroso del cielo, la luz y el agua,  e...