lunes, 6 de octubre de 2014

Be water? O yunque o martillo, my friend.

Jenofonte, Memorabilia II.1.7: Aristipo le asegura a Sócrates que él no quiere ni mandar ni ser mandado, sino seguir una vía intermedia, la de la libertad que conduce a la felicidad. “Si ese camino no pasa ni por el mando ni por la obediencia –le contesta Sócrates-, tampoco pasa entre los hombres. Si viviendo entre hombres no quieres ni gobernar ni ser gobernado, deberías darte cuenta de que los poderosos saben siempre utilizar a los débiles.” Aristipo se justifica alegando que él no quiere formar parte de ninguna constitución (“politeia”) sino ser extranjero en todas partes.

Pregunta: ¿Es Aristipo nuestro demócrata moderno? O mejor dicho: ¿Consiste la democracia moderna en hacerles creer a los Aristipos que esa tercera vía es posible?

5 comentarios:

  1. La Extranjeriedad debería ser considerada una categoría del ente.
    La extrañeza-del-Dasein en el mundo. El mundo me es extraño y yo soy extraño al mundo.
    El filósofo siempre es un extraño, en el mundo , en la polis y hasta dentro de su familia.
    Como la lechuza es extraña a la vida diurna. Usa la rama de olivo, que es la ciudad, para ser-de-noche y no-ser-de dia.
    Sino no seria eso...filósofo.
    HdW

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero el filosofo, si es honesto, no sabe a dónde le conducirá su búsqueda. ¿Cómo puede saber que la sabiduría que busca -y no tiene- le proporcionará la felicidad? Aristipo no quiere ser extraño ni al mundo ni a la corte de Siracusa, sino sacarle el máximo partido a cada situación mundana.

      Eliminar
    2. Un filósofo nunca se ha preguntado qué es eso tan poco curioso, tan poco sabroso para el apetito socrático, como la "felicidad"(de Félix) , sino que el piensa en la Eu+daimonia, que a"fortuna"damente es otra cosa, ¿o no? Don Gregory...

      la pregunta salta entonces, como la liebre, ¿qué vínculo une a la felicidad con la fortuna "rodante" y a ésta con la eudaimonia?
      HdW

      Eliminar
    3. Vamos, que el filósofo no busca la "oportunidad" del oportunista, sino que más bien es "el inoportuno"...pregúntense-lo a Sócrates.
      HdW

      Eliminar
    4. Creo, HdW, que Sócrates te respondería que lo que está en nuestras manos es perseguir la "enkrateia", lo de la eudaimonía, depende de que un buen daimon se encapriche con nosotros.
      Yo estaría de acuerdo con Sócrates en el caso de que le contestara esto.

      Eliminar