miércoles, 18 de diciembre de 2013

Otoño


Esta tarde de otoño parece primavera.
El aire es dulce y tibio
y hay un sordo rumor germinal en la tierra.
Dijérase que van a florecer las rosas
y a cantar en los nidos los pajarillos nuevos,
y a recobrar su antiguo color desvanecido
nuestros blancos cabellos…
Hay en el aire una promesa venturosa.
La sangre en nuestras venas palpita con ardor,
nos sentimos capaces de un gran amor inédito,
diríase que despierta de un sueño el corazón…
Mas de pronto, cruel, un viento frío se alza
y cual pájaros muertos caen al suelo las hojas,
y con ellas se entierra toda nuestra esperanza.

Rafael Cansinos Asens

5 comentarios:

  1. Me ha hecho pensar en la Elegía de Marienbad, de Goethe: una ilusión de primavera en la realidad del otoño. También en la durísima novela de Mann La engañada, que narra el nacimiento y auge de una ilusión, basada en algo que es precisamente anuncio de la tragedia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ostras tú! como algo tan hermoso como la esperanza y la ilusión aparezca con un cuerpo durísimo

      Eliminar
  2. Cansinos tiene escrita una biografía de Goethe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leída. Pero la realmente brillante es la de Emil Ludwig.

      Eliminar
  3. me encanta! y también me hace casi llorar .. ajj .

    ResponderEliminar