sábado, 9 de marzo de 2013

¿Qué pasaría si...

... mejorasen los resultados de nuestros alumnos precisamente ahora, con tanto recorte?

Piénsenlo, háganme caso.

15 comentarios:

  1. Primero, que en un entorno en el que cambian simultáneamente multitud de variables, sería imposible establecer conexión causal. Ni, de hecho, descartar que los recortes son nocivos.

    Es probable que las dificultades para el acceso al trabajo de los chicos de dieciséis años los esté reteniendo en el sistema educativo. Bien podría ser que el efecto positivo de la crisis en términos educativos fuera todavía mayor que el efecto negativo de los recortes. Encontríamos un saldo de mejora cuando las decisiones políticas han sido nocivas.

    ---

    Múltiples estudios han documentado la entre poca y nula relación entre la inversación en educación y resultados o entre ratio y resultados educativos. Luego... no news.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ese "no news" es precisamente lo que está por pensar, ¿no le parece? ¿De qué discutimos exactamente cuando discutimos del sistema educativo?

      Eliminar
    2. Cuando hablamos de sistema educativo, discutimos de resultados. Y nos podemos dejar guiar por lo que parece evidente (más dinero, mejores resultados) o por lo que dicen los datos. Claramente, gana la primera opción. Lo cual, por cierto, es indicativo del fracaso del sistema educativo, que se fija entre sus objetivos la educación científica.

      Eliminar
  2. Me parece a mí que los recortes son un signo más... de la época. Y que quizás no sean tan importantes ni los dineros ni los medios técnicos ni las ratios. Sobre el papel... Ahora bien, ¿qué expectativas pueden albergar los "clientes", familias y alumnos, acerca de la utilidad de unos estudios que conducen masivamente al paro, en un país cuyo problema histórico es ese (aparte de la sequía), Máxime cuando quienes han de invertir en la educación de unos hijos son unas clases medias que van ahogadas, O sea, que yo sí que me mojo: los resultados van a ser peores -personalmente, aunque eso no vale, yo percibo que los están siendo ya-, y quizás no por los recortes, sino por todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi pregunta, aparentemente retórica, tiene una restricción importante: tiene como referente a Cataluña. No me atreverá a preguntar lo mismo en el resto de España.

      Eliminar
  3. Contesto a su pregunta, Gregorio: no pasaría absolutamente nada. Todo seguiría exactamente igual que hasta ahora. Tenga usted en cuenta que los mitos son, por su propia naturaleza, impermeables a la realidad.

    ResponderEliminar
  4. Los alumnos no son de nadie, son hijos de la vida. Y el sistema educativo no hace más que reciclarse sin avanzar. Los chavales y chavales se aburren, como todos nos aburrimos. Excepto cuando aparece algo o alguien que realmente nos hace pensar y sentir que valemos para algo más que para abultar en una sociedad en la que todo el mundo quiere destacar sin esforzarse demasiado.

    ResponderEliminar
  5. Y concretamente en Catalunya: destacar sin llamar demasiado la atención. Trabajo, seny, discreció.

    ResponderEliminar
  6. Deshagamos un malentendido: que mejoren los resultados no quiere decir en modo alguno que mejoren los alumnos. No hace ni tres días que estuve en una sesión de trabajo con una inspectora evaluando los famosos "indicadors", evaluación en la que entraba el modo sutil como maquillarlos para que indicaran lo que el poder quiere que indiquen. Y, por supuesto, quedó claro que en los resultados académicos todo depende del profesorado, porque el alumno es algo así como un invitado de honor al que, ¡pobriño!, lo maleamos o encumbramos sus profesores, sin que él tenga nada que ver en el asunto de "su" educación. Con autoridades así, así nos luce el pelo estadístico y el de la dehesa. Vivir para wert...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta que llegue PISA o el Instituto de Evaluación a sacarnos nos colores.

      Eliminar
  7. Pues que la expresión "anem per feina" estaría hebrada con la de crisis, siempre que los resultados fueran ciertos y no hubiera un CÍRCULO VICIOSO ENCUBIERTO. Kant decía cuando nos pensamos como libres, nos trasladamos al mundo inteligible como miembros de él y reconocemos la autonomía de la voluntad, junto con su colorido, que es la moralidad.

    Anna C (que acaba de dejar voluntariamente el curso de formación ocupacional en impresión offset casualmente en el día de la mujer trabajador y porque soy muy socrática, pero Kant es maravilloso!!)

    ResponderEliminar
  8. De acuerdo, los mejores resultados, en caso de producirse (que se producirán) lo que indican es que nuestro sistema educativo comienza a ser experto en un determinado tipo de pruebas. Es decir, que muchos centros educativos están formando a sus alumnos para superar estas pruebas, porque así ganan reclamo publicitario frente a los padres.
    Los conocimientos son otra cosa. ¿Pero a quién le interesan hoy los conocimientos?
    A medida que va pasando el tiempo mejor me van pareciendo las pruebas de la antigua selectividad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "[L]os mejores resultados, en caso de producirse (que se producirán) lo que indican es que nuestro sistema educativo comienza a ser experto en un determinado tipo de pruebas."

      Si las pruebas están diseñadas para evaluar lo realmente relevante de la educación (lo que en términos psicométricos se entiende como validez de contenido), ¿qué problema hay en que el sistema educativo se haga experto en formar para ellas?

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Hace muchos años, más de treinta, en una convención sobre televisión y educación celebrada en Barcelona, el ministro de educación de Venezuela presentó un proyecto para elevar la inteligencia general del país. Se trataba de pasar por la televisión con cierta continuidad ejercicios del tipo de los que aparecen en los tests de inteligencia. Se suponía que si la gente se ejercitaba en la resolución de los tests de inteligencia, sería más inteligente, porque los tests de inteligencia así lo mostrarían.
      Este señor fue aplaudido por eminentísimos catedráticos españoles de pedagogía presentes, algunos de los cuales han hecho una eminentísima carrera después.
      En resumen, el problema está en la conclusión falaciosa de afirmación del consecuente.

      Eliminar

¡Franco, Franco!

"¡Franco, Franco!", gritábamos ayer por la noche en el castillo de Peralada. Y Franco Battiato nos dio dos bises. El tiem...